Mi voz

>>  miércoles, 30 de diciembre de 2009


Algunas veces, para no oir mis propias preguntas, hago preguntas a otros, y mis palabras acallan mis pensamientos, que, de todas formas, hablaban más bajo.
De noche, mis pensamientos toman prestada mi voz, y se hacen carne.
Cuando cierro los ojos me gritan directamente a la cara.
Yo me tapo los oídos pero siguen gritando dentro de mí.
Es entonces cuando sé que no podré librarme de ellos.
Es entonces cuando, como una yonki, busco un nuevo cuerpo.
Un cuerpo al que besar y al que oir, mientras intento que, esta vez, el engaño dure algo más.
Y el miedo, algo menos.

Read more...

Otro punto de vista

>>  martes, 29 de diciembre de 2009


Ayer hablé con una amiga.
Es una amiga de muchos años. Una amiga a la que quiero mucho.
Hace un par de años, en una de las veces que se quedó conmigo en mi casa, tuvimos sexo. Entonces, tuvimos esta conversación:
- Cuánto hace que no…
- Creo que debe hacer dos años.
- Cielo, creo que eso no es sano.
- Y yo.
- No te ha apetecido?
- Sí, por supuesto. Ha habido días en que hubiera salido a la calle y hubiera tenido sexo con la primera que encontrase.
- Y no crees que es mejor tenerlo con una amiga?
- Sí. Supongo. Aunque también puede ser que me estés liando.
- Cielo, me conoces, sabes que te liaré, pero también sabes que puedes confiar en mí.
- Sí.
Desde entonces, en algún momento, ha venido a quedarse. Hemos tenido sexo o no, según haya apetecido.
Hacía tiempo que no nos llamábamos.
- Cómo llevas el tema del sexo?
- Bien.
- Y eso?
- Bueno, tengo una buena amiga, que, algunas de las veces que quedamos, tenemos sexo. También ha pasado con otra amiga. Sin más. Sólo amistad y sexo. Cada cuál por su lado.
- Me alegra que mi mala influencia te haya servido.
- Pues sí, ahora que lo pienso, has sido una influencia estupenda para mí. Desde luego, ahora mi vida es mejor, más sencilla, diría yo.
- Las convenciones sociales están para romperlas.
- Te quiero.
- Yo también.

Read more...

Nuestra primera navidad

>>  jueves, 24 de diciembre de 2009


Queridos fantasmas, es nuestra primera navidad juntos.
Os doy las gracias por todos los buenos ratos pasados juntos, y, mi deseo para el próximo año es que nos sigamos viendo y disfrutando los unos con los otros.
Pasad unas bonitas fiestas y muchos besos a todos.

Read more...

El chino juan

>>  miércoles, 23 de diciembre de 2009


Nunca os he contado sobre el chino al que voy a comprar a mi barrio. Todo un personaje. Un hombre de negocios super espabilado. Hasta hoy, que yo algunas veces sobretodo con esto de los hombres no me fijo nada, pensé que sólo era espabilado para los negocios.

- Ya he venido hoy dos veces.
- Mejol.
- Sí, para ti, que te estás llevando una pasta.
- Pala ti también. Que yo soy el que vendo más balato de todos.
- Anda y cóbrame, que te gusta más esto de…
- Sí, tú también me gustas.
- Ya….

Yo sonreí.
El señor que tenía detrás, soltó un:
- Anda que no sabe ná el chino.
Y puso cara de pensar:
- Y yo aquí como un gilipollas sin abrir la boca.

En fins…

Read more...

Si te vienes a mi cama

>>  domingo, 20 de diciembre de 2009


- A mi cama no se viene a dormir. Para dormir, mejor te quedas en tu casa.
- En mi cama se entra desnuda. No tendrás frío, de eso me encargo yo (yo, el edredón de plumas y la calefacción central).
- Los prejuicios, los miedos, los tabúes, los complejos y demás inseguridades, las dejas ahí, junto a tu ropa. Te quiero desnuda de ropa y miedos.
- A mi cama no se viene a que te hagan. Si quieres que te hagan, busca con quién, y págalo. En mi cama se comparte. Se busca el placer del otro tanto como el tuyo. Es la forma en la que se entiende la palabra disfrutar.
- En mi cama se respeta el silencio. Se habla el lenguaje del placer, que provoca gemidos en lugar de palabras. Que sólo habla las palabras del deseo.
- Si sabes qué te apetece, dilo, o tómame la cara, y muéstralo, o guíame con tu cuerpo, si te incomodan las palabras. No esperes que te adivine, aunque, no te sorpendas si lo hago.
- Si estas saciada, dilo. O muéstralo. Es difícil saber cuándo lo está una mujer si no lo dice ella misma.
- Se generosa, dame tiempo a disfrutar igual que yo haré contigo.
- Olvida lo que vendrá después. Olvida si yo soy tu infidelidad, si piensas que te has enamorado de mi, si piensas que estar conmigo, antes o después, te traerá problemas. No has venido a pensar, has venido a disfrutar.


Cuando salgas de mi cama:
- Sólo, recuérdame.


Besos, queridos fantasmas.

Read more...

Conversación con una amiga

>>  viernes, 18 de diciembre de 2009



- No crees que esa chica está demasiado flaca? Es que, a mí me van las mujeres de muchas curvas.
- Ya, eso lo dices porque no tienes mi edad.
- Y qué pasa con tu edad?
- Pues, que, a mi edad, todo lo que no sea pagar es perfecto.
- Mira que eres exagerada.
- Pues no. En algún momento, entre los 40 y los 50, se cae todo. En ese momento, llegas a la conclusión de que, tus posibilidades, han disminuido bastante.
- Creo que tengo tiempo de repasarme a todas las mujeres guapas de sevilla de aquí a entonces.
- Deberías, si…

Read more...

A vosotros los hombres

>>  jueves, 17 de diciembre de 2009


Hoy, me ha ocurrido una cosa de lo más curiosa.
He ido a intentar renovar mi DNI.
Sin cita, sin el DNI antiguo, sin tiempo.
Me acerqué a una funcionaria que tenía una cara de esas de necesitar un desayuno con mucha fibra.

- Tienes que pedir cita.
- Ya, pero es que tarda mucho.
- Sí, de dos a tres meses.
- Y, no puedo hacerlo de otra forma?
- Pues no.

En estas, que un compañero suyo sentado al fondo, después supe que era su jefe, Juan, me preguntó qué ocurría.

- Necesito mi DNI para unos trámites de notaría, pero, ni siquiera traigo el antiguo, que, de todas formas está caducado. Ni cita. Qué cree que podría hacer?

Juan me miró a los ojos. Es un hombre interesante. 40, quizás. Tez morena. Agradable. Me sonrió. Juan tiene una bonita sonrisa.

- Si no te importa esperar, en el momento en que no haya nadie, te atiendo.

Le sonreí. Fui a hacerme las fotos (porque, por supuesto, no llevaba fotos). Ya, os preguntaréis que cómo había ido a hacerme el DNI sin fotos. Pues… no confiaba nada en mis posibilidades de hacérmelo. Iba más que nada a preguntar. A que me dijeran que no, supongo.

En unos minutos estaba yo de vuelta, con mis fotos. Juan me volvió a sonreir desde su mesa del fondo.

Se levantó, organizó las colas, y, me sentó con la chica que tenía cara de funcionaria. Me atendió ella. No se porqué lo hizo así, podría haber elegido atenderme él.

Yo le miraba agradecida. Él me sonreía.

Al irme me acerqué, le dí las gracias personalmente y dos besos.

Para terminar, dos cosas:
1. Gracias a todos los Juan del mundo que nos hacen la vida un poco más fácil.
2. Una pena, y lo digo en serio, que no me gusten los hombres.

Besos, sobretodo a vosotros, chicos.

Read more...

La escucha

>>  martes, 15 de diciembre de 2009


Algunas mujeres, quieren hablar.
Sólo hablar.
Yo creo que, por eso se van a la cama contigo, para tenerte un rato indefensa y poder hablarte. Y tú claro, pensando que se trataba de un polvo, vas y caes.
Entonces es cuando ella aprovecha y te cuenta miles de cosas que no te interesan.
Miles de cosas que no escucharías si no fuera porque, desnuda y en mitad de la noche no tienes donde esconderte si no es en el sueño. Y no te apetece dormir con ella.
Bueno, siempre te queda la opción de volver a comenzar, despistarla diciéndole que te pone a cien, y, como suele ser crédula la habladora, pues, eso que sales ganando. El nuevo polvo y el respiro del silencio.
Lo peor, no es cuando te arrincona en la cama, que, quieras que no, polvo ya te has llevado.
Lo peor de todo es cuando te llama nada más que para hablar.
A ver entonces cómo le haces ver, sin perder la opción de polvo futurible, que tu aparente escucha fue circunstancial. Y que te sigue interesando todo lo suyo lo mismo que antes. Que viene siendo nada.
Así que sales del paso como puedes. Intentas llegar a un equilibrio, a ver... si la escucho media hora... y... digamos... la llamo en un par de semanas, cuando se me haya pasado el dolor de cabeza, quizás pueda proponerle algo más.

Algunas de ellas, por experiencia propia, queridos fantasmas, creen que un solo polvo vale la escucha para toda la vida.

Besos, sobretodo a vosotros, chicos.

Read more...

Una curiosa razón

>>  domingo, 13 de diciembre de 2009



- Es que tú estás muy buena.
- En primer lugar, disiento, pero eso da igual. En segundo lugar, en serio esa es la razón por la cuál no quieres tener sexo conmigo?
- Sí. Es que creo que te estás burlando de mí.
- Chica, eso de la inseguridad lo inventaste tú. Tú no puedes gustarme sólo porque tú no te gustas?
- Es que yo no puedo gustarte. Tú puedes tener a quien quieras.
- No lo tengas tan claro.

Después lo pensé un rato. Realmente, me decía que no porque no podía soportar que yo le dijera que no. Aún cuando le estuviera diciendo que sí.
Vamos, salvando las distancias, si se me pone a tiro, un decir, Natalie Portman, anda que me voy yo a andar con meditaciones metafísicas.

Manda guevossssss.

Read more...

Los piropos de ellos


Yo, trabajaba con una jefa de servicio. Estábamos ambas abstraídas delante del ordenador.
Al menos, yo, lo estaba. Ella, por lo visto no.
Entró en la sala una bata blanca.
La sala estaba compuesta por unas 20 mujeres del personal administrativo.
La bata blanca dijo algo.
La jefa de servicio que trabajaba conmigo alegó:

- Es que, debe estar acostumbrada.
- Pues sí, respondió la bata. Ni ha levantado la cabeza.
- Claro, se lo deben decir todos los días.

Al percibir esta conversación por encima de mi cabeza, y olerme que iba por mí, decidí levantar la cabeza.
La bata blanca era un médico, atractivo, en la cuarentena, con la seguridad en sí mismo que da el sentirse en lo más alto de la escala laboral, además de sentirse guapo y, por ende, deseado. Deseado por las 20 administrativas que estaban conmigo en la sala, muy ocupadas suspirando. Todas, menos yo.

- Ennnn?

Fue lo único que supe decir.
La jefa de servicio se fue con él, mientras ambos seguían discutiendo acerca de si soy engreída, despistada, o es que, simplemente, estoy acostumbrada.

A ver:
1. Él piensa que, por ser guapo y médico, cualquier mujer varios kilómetros a la redonda suspirará a su paso. A juzgar por el personal administrativo que tenía a mi alrededor, no iba desencaminado.
2. Todo el mundo piensa que, por no ser fea, no tengo más opción que ser hetero, porque, debe ser que las lesbianas son gordas, masculinas, usan camisas de cuadros y van por ahí diciendo tacos y metiendo mano a discreción a todas las mujeres. Alguna he conocido así, pero, la gran mayoría invisible, es como yo.

En fin. Si llega a ser una mujer atractiva, en la cuarentena (mis preferidas), la que entra y me dice algo, evidentemente, lo primero y principal, la hubiera visto, y, lo segundo, le hubiera respondido. Ya fuera con una palabra. Ya fuera con una sonrisa. Ya fuera con una mirada. Ya fuera con una cita.

La naturaleza, que es así.

Besos, queridos fantasmas.

Read more...

Su hijo

>>  martes, 8 de diciembre de 2009


La primera vez que lloró fue cuando lo parió a él.
Debió ser la primera vez que amó, porque no recuerda el amor sin él. Tampoco conoce un amor que no lleve su nombre.
Fue premonitorio, porque a partir de entonces, se quebró su dura coraza justo por el cordón umbilical que les unía.
Y no había más que rozarle, rozarle a él, para que su fuerza, la fuerza de ella, sus lágrimas, las lágrimas de ella, su amor, el amor de ella, se sintiera a flor de piel como un susurro, algunas veces, como una tempestad, otras, como tu propia sombra, todo el tiempo.

Read more...

Gimnasia mental


Gimnasia mental, lo llamo.
Cierro los ojos.
Recuerdo.
A cada nombre, un olor. Una boca. Un cuerpo.
A cada nombre una sonrisa. Algo de lo que pudo ser y no fue. Algo más que sí fue, y que me supo a poco.
También pudo saberme a esperado. A aburrido. A tierno.
A agradable.
A hastiado.
A monotonía.
A sexo.
Siempre me supo a sexo.

Creo que, después de todo, esa es la parte del olor que despierta mi sonrisa.

Read more...

La película


Algunos días, me quedo mirándote mientras tú me miras.
En esos momentos, comienzo a construir un pequeño dibujo, apenas un esbozo, de lo que podría ser mi vida, de lo que podría ser la tuya.

Pongo, uno a uno, los ladrillos de mi castillo, mi castillo en el aire.
Pienso en los primeros ladrillos, los de los cimientos. Esos deben ser fuertes. Deben estar hechos de conocimiento. De cariño. De amistad.
Poco a poco, me vienen imágenes de lo no vivido. De los ratos aún no compartidos. De los paseos. De las risas. La complicidad.
Veo tus cumpleaños futuros, y los míos. Veo cuando llegues tarde a casa, y me pidas perdón con una sonrisa. Y yo, te sonría. “Amor, no pasa nada”.
Veo cuando yo tenga que salir con esas tus amigas, que sé que no me gustarán, porque, aunque no las conozca aún, siempre hay amigas de esas que no gustan. “No pasa nada amor, si tú las quieres, yo también”.

Veo cuando dejes todo desordenado, por n-ésima vez, después de explicarte que estoy cansada, que no puedo continuar con esa dinámica, y tú, después de muchas veces ya de disculparte y prometerme cambiar, no lo harás, porque las personas no cambiamos.
Veo cuando te grite, o me grites, y tú llores, o yo llore, y, en esos momentos, sintamos, tú o yo, o ambas, que, estar juntas, quizás no fue la decisión adecuada.
Veo cuando te huela a otra piel, y, entonces, no pueda evitar hacerme daño, preguntándome a mí misma qué hice mal. Qué necesitas que no te doy. Entonces, no podré evitar pensar, también, qué necesito yo, y, ciertamente, me preguntaré si tú me lo das.

Veo cuando tu cuerpo deje de ser mío para volver a ser tuyo. Cuando tu olor no provoque mi deseo, sino mi indiferencia. Cuando tus manías dejen de ser simpáticas, para ser una razón más para dejar de verte.

En ese momento, amor, es cuando pienso que estuvo bien conocerte. Que el sexo fue divertido. Que me gustan tus labios y tus besos. Que no quiero conocer a esas tus amigas que me harán daño. Que no quiero oir tus gritos, ni que tú sientas los míos. Que no quiero tener que hacerte prometer algo que sé que no cumplirás una y otra vez, y tampoco quiero caer yo en la maldición de Sísifo.
Que no quiero ser espectador de mi desamor ni del tuyo.

Sobretodo, amor, después de haberlo visto todo ya.

Como en una mala película muda.

Read more...

Vuestra ayuda

>>  lunes, 7 de diciembre de 2009




Queridos fantasmas:

Llevo trabajando sin descanso muchas semanas. Estoy triste y agotada. No tengo tiempo para nada. Ni para mí, ni para nadie. Ni, me duele, para vosotros.

Me haría muy feliz, que, simplemente, me dejárais un beso.

Por mi parte, un beso para todos vosotros, queridos fantasmas.

Read more...

Pararse a descansar

>>  domingo, 29 de noviembre de 2009


No sabría decirte si eres tú o soy yo.
Si me apetece estar contigo o me apetece estar, simplemente.
Si estoy cansada de buscar, aunque no supiera que estaba buscando, aunque no supiera, hasta que te encontré.
Sólo sé que, algunas veces, apetece apearte de tu propia vida. Apetece pararse a mirar. Aunque sea sólo a mirar.
Te escondes. Te proteges. Ha sido un comentario generalizado. Yo me reía, nunca sentí que me escondiera de nada. Que me protegiera de nadie.
Ahora, sé que no me escondía, sé que no me protegía, porque no sentí necesidad de protegerme hasta que te encontré.
No tengo pensado desandar lo andado. Mi libertad seguirá siendo mía.
Pero hoy, estoy cansada.
Sólo necesito, apoyarme, apoyarme en tu pecho, y descansar.

Read more...

Las reglas de ella



No era de Sevilla.
Habíamos compartido un café, el de rigor. Un cómo te llamas. Un par de horas de charla mas o menos intrascendente.
- Quieres venirte el viernes? Cena y paseo. Vale?
Me miró profundamente a los ojos.
- Vale.
Era una mujer hermosa. Una mujer hermosa, y un afán inmenso por la discusión. Con lo que me cansa a mí eso. Por suerte para ambas, esa propuesta no suscitó polémica.

En mitad del paseo, nos sentamos a tomar algo al fresco. Charlábamos.
- No me gusta el sabor del sexo de mujer.
- Pues será el de alguna en particular, cada sexo sabe distinto.
- No, de todas.
- Vaya, para no gustarte, has probado a muchas.
- …..
- Pero… si al sexo entre mujeres le quitamos el sexo oral… queda un tanto cojo… Además de que eso significa bastante más, o sea, si yo acabase de besar tu sexo, tú no querrías darme un beso en la boca, verdad?
- Pues no.

A mí esto de las limitaciones sexuales me resulta un tanto incómodo. Se quedó a esa noche. Yo, ya sabía que ella no haría sexo oral. Eso no cambió, en esencia, mi forma de hacer sexo. Para mí es muy importante y agradable el sexo oral. Tanto hacerlo como recibirlo. A ella, no se lo pedí. Y, bueno, antes de hacer o proponer algo, en lugar de pensar en qué me apetecía o qué le podría gustar (como suele ser mi forma normal de relacionarme sexualmente), pensaba en qué no le iba a gustar. Sí, me resultó bastante incómodo. No me sentí libre.

Aunque, siendo sincera, me hizo algo que no me habían hecho antes, y, realmente, me encantó. Yo me había rapado la cabeza. La llevaba al 2 y teñida de rubio platino. Con el moreno de playa el contraste resultaba bastante exótico. A mí me gustaba, a ella también.
Se pasó toda la noche acariciándome la cabeza.

Un verdadero placer. Mucho mejor que el sexo con ella. Ciertamente.

Read more...

El olor de las palabras

>>  domingo, 22 de noviembre de 2009



Siempre pensé que el querer tiene olor a canela. Como la envidia huele a rancio y el deseo huele a intimidad.
Además están los sueños, que huelen a desayuno, porque es entonces cuando te dejan. Y los otros sueños, los anhelos, que, siempre, me acaban oliendo a mujer. (Yo).

Y las fantasías que nunca se cumplen que se acaban convirtiendo en perfume de mujer prohibida. (Diamonique).

Prohibida, como la dirección en la que avanzo. Es un olor a sal marina el que me envuelve y el que me recuerda a aquella sirena varada. (Traste).

Sirena de voz lúbrica, y canto hipnotizante cuyos sonidos me recuerdan a la nada en que vivo.(Ernesto).

El poder de los aromas es tan grande que incluso llegan a transportarnos hasta el pasado, a aquellos momentos fugaces e imborrables que quedaron suspendidos en el aroma a laurel, el perfume a jazmín o el olor a tierra mojada.(Neo)

A mí el aire me olía a vida. Su sonrisa a cielo abierto. Mi deseo despertó con olor a madera y el suyo a pimienta. La pasión nos dejó su olor a fuego y el final nos abrazó con olor a cenizas...así andamos, de casa en casa. (Euria)

Los olores me recuerdan situaciones, gentes y lugares, pero tú olor no me recuerda nada... de los recuerdos no se vive, yo vivo de ti (bg).

Como el olor de la fruta madura, perfume dulzón que envuelve el paladar al morderla.
Como los olores cotidianos, como tu olor, que sólo reconozco cuando lo dejas tras de ti al marcharte.(PAA).



Queridos fantasmas, Euria me ha hecho pensar que sería bonito que cada uno de vosotros escribiera una parte de esta entrada.
Me las ponéis como comentarios, par de líneas o tres y las subo.
Seguro que nos divertimos. Neo, en estos momentos, lo anda haciendo en su blog, en la entrada "versos para armar". Nosotros, usaremos la prosa.
Toda vuestra. Adelante.

Besos, chicos.

Read more...

Su miedo

>>  viernes, 20 de noviembre de 2009


Todo empezó un día. Un día, en realidad, sin nada especial, si no fuera porque fue el día en que todo empezó.
Se levantó temprano, se ducho, se vistió y se tomó su café.
Al coger su maletín y el pomo de la puerta de salida, sintió un escalofrío. Una ventana abierta pensó. Es todo.
Abrió la puerta. La vida bullía ahí fuera.
Empezó a sentirse mal. Le faltaba el aire. La calle era mucho más grande que ayer, ¿es posible eso?
Miedo. Todo a su alrededor se había convertido en miedo.
El miedo no le dejaba ver, no le dejaba respirar, no le dejaba hablar. Pensó que el miedo siempre había estado ahí fuera. Una revelación, seguramente había sido una revelación.
Cerró la puerta. Se arrastró hasta el recibidor. Se acurrucó en el suelo. Justo en el rincón. Es parecido a un abrazo, pensó.
Abrió mucho los ojos mientras miraba su propio suelo. No quería cerrarlos. Si los cerraba volvería a ver el espacio abierto y, su miedo. Su miedo era sólido y gigante, como de hormigón. Su miedo le hacía oir los latidos de su corazón y le nublaba la vista, todo se movía a su alrededor y él sentía que ese mundo gigantesco se lo comería entero.
Cuando conoces tus demonios, no te libras de ellos, había leído una vez.
Se quedó en casa. Necesitaba pensar.

A partir de ahora, su miedo y él, lo sabía, compartirían existencia.
A partir de ahora, debería fingir, lo sabía, la mentira de la normalidad.

Read more...

Tiempos

>>  martes, 17 de noviembre de 2009


Momento: Es el tiempo que tarda en caer una lágrima.

Lapso: El tiempo en que tu mirada y la mía se cruzan. Tus ojos y los míos se hablan.

Ciclo: Será todo el tiempo que pase contigo. Será mientras mi vida y la tuya estén entremezcladas.

Fase: Cuando cambio de humor y me dura más de un día. O más de una luna.

Temporada: Algunas veces, mido así el tiempo que se queda conmigo una amante. Una amante que no seas tú.

Etapa: Este tiempo me mide a mí. Y, algunas veces, me hace tener ganas de ti.


¿Y vosotros, cómo medís los tiempos, queridos fantasmas?

Read more...

Las letras del adios

>>  jueves, 12 de noviembre de 2009


Apenas cerró la boca, supo que se había equivocado.
- Vete, había dicho.
Sus palabras quedaron suspendidas en el silencio. Parecía que el aire se hubiera hecho sólido. Masticaba cada sílaba con cada inspiración, y con cada expiración las devolvía a un aire que parecía crema.
- Vete.
Le pareció que ella lloraba. Siempre le entristeció verla llorar. Sus lágrimas caían por sus mejillas y mojaban las palabras, que se habían hecho muy grandes, y ahora las rodeaban, a ambas.
Vio una gran V de galleta. Una gran E de caramelo. Una gran T de bizcocho, y, la última E, de cebolla, la que le hacía a ella llorar.
Le pareció que la V era de galleta, porque, cuando salió de su boca pensaba ser una V de "Ven".
Le pareció que la E eligió ser de caramelo porque quiso ser la E de "hErmosa". Pero perdió su H. Y quedó atrapada en una palabra que no quería.
Le pareció que la T salió de su boca pensando en ser la protagonista de un “Te quiero”. Pero, fue arrastrada, como las demás, sin voluntad ni fe, ni amor, que son todos necesarios para construir palabras hermosas, y quedaron presas en mitad de una palabra que, nadie, quería.
La última E ya sabía donde estaba. Era una E consciente y triste. Era una E que sabía que haría llorar. Por eso se hizo de cebolla.

Y ella, la mordió.

Read more...

Nada es para siempre

>>  martes, 10 de noviembre de 2009


Ella aprendió, como se aprenden las cosas que no se olvidan, que ni tú estarás ahí siempre, ni ella querrá que lo estés.

Un día, ella empezará a hablar de que ha crecido, de que ha cambiado, de que se ha cansado, de que ha conocido a alguien, de que… ya no es la persona que decidió estar contigo.

Ese día será el final o el comienzo de un nuevo principio. Como, en realidad, son todos los finales.

Ese día ella se irá del todo, o se irá de la forma en que antes estaba. O sólo se irá.

También es posible que seas tú el que decidas que llegó el fin.

Y te quedarás mirando tu nueva vida, construyéndola de nuevo, ladrillo a ladrillo, mientras que repites como un mantra: “nada es para siempre”.

Read more...

La generosidad

>>  domingo, 8 de noviembre de 2009


Ayer, recibí un mensaje de una antigua amante.
Es una mujer muy hermosa. Rubia natural, ojos verdes, un cuerpo de vértigo, una piel perfecta, dulce, encantadora.
Porqué la dejé?

Por este tipo de cosas:
- Vas a ir a la playa?
- Sí, claro, ahora cuando me levante, me espabile.. con tiempo.
- Te pasarás a verme al trabajo?
- Pues no. Iré directamente a la playa. Cuando tú salgas, te vienes conmigo y comemos juntas. Si te apetece, si no, ya nos vemos después.
- Y porqué no te pasas a verme al trabajo?
- Porque no le veo sentido. Nos podemos ver en un par de horas cuando acabes no?
- Me gustaría que lo hicieras. Yo hago muchas cosas por ti. A ver qué te iba a costar, por algo que te pido.
- Te pido yo que hagas cosas por mí?
- No.

El tema del chantaje sentimental es algo que, a estas alturas, no pienso tolerar en mi vida.
A estas alturas también, algo que tengo muy claro es, que nadie hace nada por nadie, sino por uno mismo. Si haces algo por alguien, siempre será porque te da satisfacción de algún tipo hacerlo. Porque te sientes mejor de alguna manera. Yo le llamo altruismo interesado, y pienso que el altruismo siempre es interesado.
También en el amor, en la amistad, en cualquier tipo de relación que establecemos con las personas. Siempre hacemos lo que nos hace feliz hacer. Y desde luego, siempre hacemos lo que somos libres de hacer.
Por eso es tan falso y absurdo pedir compensaciones. Llevar una lista de lo que yo he hecho por ti y de lo que tú NO has hecho por mí.

Porque, queridos fantasmas, lo que he hecho por ti lo hice realmente por mí. Y, si no soy capaz de entender la palabra generosidad, mejor no hago nada. Quedaré bastante mejor.

Qué pensáis, queridos fantasmas?

Notas:
- A mi antigua amante, no le respondí el mensaje ni lo haré (tampoco era ese el único defectillo que tenía, recuerdo una cierta afición al alcohol y a ciertas drogas que provocaron alguna situación tensa, en fin, que las personas no cambian).
- El mensaje proponía vernos y no dejaba dudas de para qué, a pesar de que había sido bastante sutil en la propuesta. Detalle que es de agradecer, por supuesto.
- Un tercer punto a tener en cuenta: folla como dios. No podía ser menos, la enseñé yo :-P.
- Cuarto y último punto a la salud de Antonio: en la conversación, yo soy la que no hace chantaje sentimiental.

Read more...

Proyección Internacional

>>  jueves, 5 de noviembre de 2009



Hace unos días, tuve una conversación con mis compañeros de trabajo.

Asunto: Había salido una plaza para un puesto internacional. En sudamérica. En un país que se caracteriza por los secuestros a empresarios, precisamente. Se trataba de gestionar un proyecto, con todos los gastos pagados, mínimo seis meses, una pasta, chofer, guardaespaldas, hotel de todas las estrellas…

- Compañero 1: Yo me iría con los ojos cerrados.
- Yo: Pero, a ver, eso cómo va? Te sueltan por allí, trabajas y haces tu vida?
- Compañero 2: Ni de coña. Aquello es muy peligroso. Tienes al guardaespaldas pegado al culo las 24 horas. No sales de la zona para extranjeros. Sólo te relacionas con la gente que va a trabajar de empresas extranjeras, como tú.
- Yo: No será para tanto.
- Compañero 3: Sí que lo es.
- Yo: A ver, chicos, un poco de sentido común. Caso que te pique la nariz, qué haces, te tiras al guardaespaldas, que ya le tienes cariño, o qué?
- Compañero 3: Anda lo que te da a ti por pensar. Total, sólo son seis meses.
- Yo: SÓLO SEIS MESES? JODERRRRR


No pretendía ser más que una conversación de café. Pero, como siempre en estos casos, me surgió la duda.
Qué pasa, que yo tengo más necesidades que los demás o que soy más sincera? Supongo que lo sensato hubiera sido preocuparse por los secuestros, pensar en la pasta que se puede ganar… No sé, cómo lo veis, queridos fantasmas?

Read more...

Silencio

>>  sábado, 31 de octubre de 2009



Sólo se oía el silencio. El silencio y tu respiración.

Apenas lo quebraba, apenas.

No parecía la misma boca que, un momento antes, había gemido, había gritado, había mordido, había besado.

Tu cuerpo dormía, como tu boca.

Tu cadera de mujer caía sobre mi cama. Siempre me gustaron tus caderas.

Me gusta apoyar mis dedos en tu cintura y dibujar tus formas. Me gusta cuando tu piel, aunque dormida, responde a mis dedos y se eriza, mientras tu cuerpo se pega a mí, y tu piel vuelve a ser parte de mí.

Sé que detrás de tus ojos cerrados, justo en medio de tu sueño, esta noche, habrá un lugar para mí.

Sé que, justo en medio de mi vigilia, esta noche, habrá un lugar para ti.

Read more...

Ni príncipes azules ni princesas encantadas

>>  miércoles, 28 de octubre de 2009



La quería. Sabía que la quería porque, algunas veces, la llamaba sólo para dormir. Sabía que la quería, porque, algunas veces, sentía una pequeña punzada de celos cuando pensaba en qué haría cuando no estuviera con ella.
No se lo había preguntado. No pensaba hacerlo.
Tampoco permitiría que Ella se lo preguntase.

Pensó que pasaría si Ella le dijese que la dejaba. Normalmente, si cualquier ella decía que la dejaba, o lo hacía en lugar de decirlo, un fastidio, grande o pequeño, según lo bien que follara la tránsfuga era la única huella que dejaba su partida.
Un fastidio y una pereza inmensa por llenar el hueco de la amante perdida.

Pensó que esta Ella dejaría bastante más, caso de irse. Eso la hizo sentirse vulnerable.

Siempre habría otra ella, de eso no tenía dudas.

Lo que dudaba bastante, es que alguna otra ella fuera como esa Ella que había sabido quererla, porque querer significa respetar, no juzgar ni querer cambiar.

Por eso, cree que quizás por eso, la quería.



Nota: El título de este post hace referencia a que, algunas veces las cosas no son como nos han enseñado que serían. Eso no significa que sean malas, significa que, quizás, la solución para nosotros pase por encontrar nuestro propio camino.

Read more...

Formas de decir NO

>>  domingo, 25 de octubre de 2009



-Claro, ya nos vemos.
-Te llamo, ¿Vale?
-Anda que no hay días...
-Pasó una apisonadora por encima de mi móvil y perdí mi agenda. Una pena, porque me moría de ganas de hablar contigo. Qué suerte que me vuelvas a llamar.
-Tengo de cosas que hacer…
-¿Cómo decías que te llamabas?
-Oye, ¿nos conocemos?
-“Teléfono apagado o fuera de cobertura”. Que suene o no como una operadora es opcional.

Las mías:

- Mira, mejor no.
- Eres una mujer interesante, aunque prefiero disfrutarte de pie.
- ¿Qué quiero? Un cola cao. Sólo un cola cao.
- A mí no me conquistan. Conquisto. Y no es el caso.
- No tendrás nada más que lo que has tenido ya.

¿Y las vuestras, queridos fantasmas?

Read more...

Algunas concesiones

>>  viernes, 23 de octubre de 2009




Algunas veces, una persona llega un poco más lejos que las demás.
Argos (el de los cien ojos) que guarda celoso las llaves de tus secretos, las olvida, algunas veces, cerca de esa persona en particular.

Las olvida?

Por lo que conozco a Argos, no creo en sus olvidos.
Creo, mas bien, que Argos sabe que es necesario que, a veces, alguien de un paso mas. La perfección de Argos, consiste en la paradoja de ser un tanto imperfecto.

Creo que esto ocurre cuando Argos duerme. Claro que, todos sabemos, Argos jamás duerme del todo.

Siempre otra boca. Siempre otro cuerpo.

Es posible que sea un flaco favor para el descubridor de tus secretos el sueño de Argos. Después de todo, es como dejarle oler un pastel que nunca se llevará a la boca.

Read more...

Compartir

>>  miércoles, 21 de octubre de 2009




- Un bocadillo. Sí, puedo compartir un bocadillo. De la forma tradicional, dejémonos de finuras. Mordisco tú, mordisco yo.
- Una lata de refresco. Pues igual. Sorbo tú, sorbo yo.
- Una sonrisa. Me encanta compartir sonrisas. Tú me sonríes. Yo te sonrío. Bonito.
- Una caricia. Tampoco es necesario que lleve a más. Con un compañero de trabajo. Con un amigo. Lo suficiente como para sentir su cercanía. Una mano apoyada en el brazo. El famoso golpecito en la espalda.
- Una broma. Tú la dices. Los dos nos reímos. Me gusta.
- El trabajo. Eso está bien. Tienes mucho trabajo y yo me ofrezco para echar una mano. Otro día te ofreces tú.


- No compartiré mi sueño. Vendrás a mi casa. Follarás conmigo. Te agotarás conmigo. Te quedarás adormilada el tiempo imprescindible para recuperarte. Me dirás, bueno, nos vemos otro día, ¿vale?. Y te irás.
Porque, tanto tú como yo sabemos que el sueño es un espacio privado. Donde nos pertenecen nuestros ruidos y nuestros silencios. Y, sobretodo, nuestro despertar. Nuestras ojeras y nuestras lagañas. Nuestro despeinado y nuestro mal humor. Nuestro café y nuestra ducha. Mis ritos. Tus ritos.

Read more...

Triángulos

>>  domingo, 18 de octubre de 2009



El agua del mar resbalaba de mí como una lágrima.
Libre, como yo soy. Desnuda, como me gusta ir vestida.
Salía del mar. Disfrutando. Lento.

En ese momento te vi. Te sentí antes de verte porque tu mirada de hombre me recorría entera. Como una foto de esas que roban el alma.

Te miré. Mi mirada curiosa y retadora. Mi mirada, provocación. Ironía.

La miré. Estaba a tu lado. También ella me miraba. Pero ella, me miraba a los ojos.

Su mirada, curiosidad y reto. Su mirada, provocación. Ironía.

Me tumbé en la arena. Ambas miradas, la tuya y la suya me siguieron.

Cerré los ojos atesorando la suya.

La tuya, quedó prendida de mis caderas.

Read more...

Protegerse

>>  sábado, 17 de octubre de 2009



Te mostraré mi sexo.
Te comeré con mi boca.
Te miraré a los ojos mientras provoco tu deseo.
Lameré tu cuello.
Entrelazaré mis manos con las tuyas, mientras mi ritmo y el tuyo se acompasan, mientras mi cuerpo y el tuyo se hacen uno.
Reconoceré tu olor. Tú reconocerás el mío. Mi habitación, como muchas veces ya, olerá a sexo, que es, sin duda, el olor que prefiero.

No. Ni una lágrima escapará de mí y tocará tu cuerpo desnudo. Ni un “te quiero” aflorará de mis labios y tocará tus desnudos oídos. Ni uno solo de mis miedos mostrará la verdad desnuda de mi yo vulnerable.

Porque tú, princesa, al igual que todas las demás princesas que pasaron por mi cama, me habrás gozado sin poseerme. Me habrás tomado sin conocerme. Me habrás tenido, ironías del destino, sin acercarte siquiera, a tenerme.

Read more...

El otro poder

>>  viernes, 16 de octubre de 2009



Yo pensaba que no había nada que me gustase más que el sexo. Eso era antes de conocer el otro poder.

- El producto no cumple los requisitos necesarios para implantar en cliente.
- Y eso quién lo dice?
- Yo.
- Y quién decide cuáles son los requisitos.
- Yo.
- Sabes que esto le va a costar muy caro a mi empresa, verdad?
- Podíais haber trabajado mejor. Me conocéis lo suficiente como para saber cuál iba a ser mi reacción si me entregábais ese producto.

Orgásmico, os lo aseguro.

Besos, queridos fantasmas.

Read more...

Una mala película

>>  martes, 13 de octubre de 2009



Le dijo adios.
Al oir su adios, miró sus pies, porque no sintió el suelo.
Los pies que estaban donde estaban los suyos, estaban llenos de polvo, como los suyos, y, como los suyos, se agarraban al suelo para no caer.
Sentía vértigo.
Quiso mirar hacia delante, porque, quizás, fuera el paso siguiente el que le hiciera caer. Quizás solo había presentido el abismo. El abismo, ahora estaba seguro, quedaba un minuto detrás de su adios.
Respiró sintiendo cómo el aire arañaba sus pulmones. Como, seguramente, respiraría un recién nacido su primer aire.
Había demasiada gente. ¿Porqué entonces no oía ruido?. De hecho, se paró a pensar: no oía nada. El último adiós había sonado como una explosión que perfora el tímpano, y no permite oir más allá. Nunca, más allá.
Se sorprendió de que el aire tuviera sabor. No, no es el aire, pensó. Es la sal de mis lágrimas lo que sabe. Por eso no veo.
Esto no es real. Es una escena desenfocada por mis lágrimas, de una mala película, en que la chica se va con otro, y yo me quedo, solo. Solo.

Read more...

Oferta de trabajo

>>  domingo, 11 de octubre de 2009



Llevo un par de días dándole vueltas. Creo que necesito a alguien que me eche una mano con esto del blog: correos recibidos, comentarios, foro, chat,…

Así que, he pensado que lo mejor es proceder a una pequeña selección de candidatas.

Requisitos que estimo imprescindibles:
- En primer lugar, que envíe foto. Preferiblemente, una de cara y otra en bikini. Excesivo? No creo… ya os puse una yo ;-)
- Residir en sevilla. Es que a mí me gustan las entrevistas personales, y, claro, de vez en cuando tendríamos que entrevistarnos.
- De 20 a 35 años. Una edad estupenda para afrontar la cantidad de trabajo con la que se va a encontrar.
- Agradable de carácter y físico. Sexy. Liberal. Su orientación sexual y situación civil me es indiferente.
- Cariñosa, dulce, tierna.

Vayamos ahora al pequeño detalle de qué tiene que saber hacer. No te preocupes, futura candidata, eso ya te lo explico yo.

Tema espinoso donde los haya: Salario. Tu salario será la proyección internacional. No sabéis el tirón que tiene el blog :-P

Si crees poder satisfacer las necesidades del puesto de trabajo, me mandas un mail y me lo cuentas (no olvides tu foto, corazón).



Nota: Lo siento, chicos. Creo que, para este puesto de trabajo, no dais el perfil adecuado. Qué le vamos a hacer…

Read more...

Mis pies y yo

>>  viernes, 9 de octubre de 2009




Si yo supiera dibujar, dibujaría mis dos pies.

Los dibujaría en la playa. Complacidos, satisfechos, besados por la arena y por el mar.

Los dibujaría sobre sus zapatos preferidos. Engalanados y coquetos. Seductores y seguros de sí mismos. Arrolladores.

Los dibujaría cansados. Torturados de caminar. Pisados o magullados. Supervivientes.

También dormidos. Inocentes, candorosos, ingenuos. Pies de bebé.

Acompañados. Gozando, retozando, acariciando y sintiéndose acariciados.

Brincando y jugando. Aventureros. Apostando y arriesgando. Ganando, y también perdiendo.

Como yo.

Read more...

Boca de pez

>>  martes, 6 de octubre de 2009



Te besaba.
Mientras te besaba lloraba. Lloraba por dentro. Como lloran los daños que duelen.

No es a ti a quien lloro, aunque sí contigo. Es mejor seguir llorando por dentro, no vaya a ser que creas que este, tu primer polvo conmigo, está siendo tan desastroso que me provoca el llanto.

No sé si me gusta cómo me muerdes los labios. No lo sé. Sé que no lo haces como lo hacía ella.
Ella me besaba suave todo el contorno. Con besos pequeños, como los de un pez. Luego me miraba. Se paraba y me miraba. Yo sonreía, porque sabía que esa mirada lamía mis labios de pez.
Tienes una boca muy bonita, decía.
Su dedo volvía a perfilarla, y a mí me hacía cosquillas.

No, deja, quiero dibujarte. Por si algún día… - decía.
Por si algún día, que?- respondía yo.
Por si algún día prefieres nadar en otros mares, mi boca de pez.

Read more...

La marea

>>  domingo, 4 de octubre de 2009



Las gotas de sudor corrían por mi cuerpo.

El sol agobiaba y, al acabar de abrir los ojos, me parecía que la arena se hiciera agua, el agua viento, y el brillo que me envolvía parecía latir en mis sienes, respirando, como con vida propia.

Me sacudí la arena del cuerpo y me prometí a mí misma no volver a dormirme bajo un sol abrasador, no dejarme engañar por un verano que ya no era verano, por un sueño que te atrapa como un súcubo, y te deja extenuada en lugar de descansarte, bebiéndose de tu cuerpo tus fluídos y tu aliento, mientras palpita en tus oídos, la marea.


Nota: Espero que la foto sea de vuestro gusto.

Read more...

Narcótico



Algunas veces, le tapo la boca con una mano a la vida, no vaya a tener la fatal idea de decirme unas cuantas verdades a la cara y me rompa la burbuja que he hecho yo misma, donde me escondo y me siento segura, con esa seguridad que es mentira. Siempre es mentira la seguridad.

Algunas de esas veces, busco una boca nueva que besar y un cuerpo nuevo que disfrutar, porque lo nuevo ocupa los sentidos, lo suficiente como para no oír, no ver, no sentir. Quizás, lo único que busque sea sentir. Sentir para no sentir.

Algunas veces, esos cuerpos me saben a otros, iguales pero distintos, y unos gemidos se unen a todos, como la canción de un perturbado.

Algunas veces, el placer de lo intrascendente me ocupa y me releva de la responsabilidad de la vida trascendente.

Read more...

Demasiado sexo?

>>  viernes, 2 de octubre de 2009



Algunas veces se me plantea una disyuntiva.

Quizás no sea algo trascendente, comparable a invitar a chocolate con churros a la gente que está todas las mañanas en la cola del paro o hacerle una pedorreta al director de mi oficina bancaria cuando me dice no se qué sobre el color de mi extracto bancario.

Pero, oye, para mí tiene su aquel.

Voy a describir la situación y así me echáis una mano (tened en cuenta que donde pone chica podría poner chico, que, para el caso, no cambia la naturaleza del problema):

Actores:

Tú: O sea yo. Porque tú te pones en mi lugar para eso de echarme una manita.

A1: Amante más o menos fija. Conocida y con cierta confianza. Ya sabemos ambas lo que hay. Con cierto grado de emocionalidad (o no, esto puede variar). El sexo con ella es bueno y satisfactorio.

A2: Posible nueva incorporación. Chica a la que apenas conoces o que conoces de cierto tiempo, pero que, por lo que sea, ha surgido o has hecho surgir la oportunidad de tener algo con ella. Exige más esfuerzo que la A1, ya que es necesario seducirla. También es más gratificante al ego: por aquello de la conquista conseguida. No se puede perder de vista que el primer polvo con alguien no es demasiado bueno. Como todo, va mejorando si le damos un poco de tiempo, confianza, y conocimiento mutuo.

A3: Esta es la espontánea. Estás en una fiesta, es casa de una amiga, en el cine… y de pronto salta la liebre. Que no está el tema para dejarlo pasar.

Problema:

-El principal problema es que tú (o sea yo) eres humana y tienes tus limitaciones físicas. Pueden combinarse como peor se os ocurran:
A1 lunes, A2 miércoles, A2 viernes.
A1 jueves, A2 viernes, A3 sábado, A1 domingo..

Dilema:

-Qué harías si ves que te fallan las fuerzas y que no vas a poder hacer lo que tienes que hacer ?

1. Emplazas a A2 para otra semana. Arriesgado. La primera cita sexual es delicada. Es posible que la semana siguiente ya no tengas opciones más que de ser su “amiga”.

2. Emplazar a A1 para otra semana. Arriesgado. Quizás se enfade y te pases un tiempo sin disfrutar de una relación que te resulta muy placentera.

3. Te tomas una caja de pharmaton, te compras un libro de sexo tántrico y te lo lees enterito.

4. Te haces la dormida con A1, que, por aquello de la confianza lo mismo te lo deja pasar y te reservas para la nueva incorporación (o incorporaciones)

5. Pues mira, de perdidos… Dejas la agenda como te la quiso arreglar el azar (o el maligno) y te tiras de cabeza. Oye, que de algo hay que morirse. Imprescindible: Dejar dictado a un buen amigo/amiga tu epitafio: se murió a gustito.

Nota: El tema A3 es, o lo pillas, o lo perdiste. No suele ser emplazable ni recuperable.

Read more...

Comienza la temporada

>>  martes, 29 de septiembre de 2009



Creo que la culpa de todo esto la tiene el cole. Sí, porque nos acostumbra a según qué pautas.

El otoño es el momento de empezar y/o retomar.
Empezar: mis casitas de muñecas, mis labores de punto, mis coches antiguos, mis dedales con motivos florales...
Retomar: el inglés y yo, la informática y yo, el gimnasio y yo, el fumar y yo, la carrera y yo…

De empezar.

- Cómo decías que te llamabas?
- Luz.
- Dices que trabajas en la cafetería de enfrente de mi oficina?
- Me temo que sí.
- Te pondría muy nerviosa que fuera a verte sin que supieras quién soy? Te llamo por tu nombre y te pido un café.
- Lo harías?
- Me temo que sí.

No, no lo hice. Pero ella pasó dos días nerviosa en el trabajo pensando que lo haría. Simple, verdad? Y efectivo.

Read more...

Acompáñame

>>  domingo, 27 de septiembre de 2009



Te quiero. Sabes que te quiero. Yo sé que tú me quieres.

Nunca hemos cuestionado ni mi sexualidad ni la tuya. Eres hetero. Lo respeto. Yo no. Tú lo respetas.

Siempre hemos cuestionado, al menos yo, y tú conmigo, lo que sea que se debe hacer. Sabes que los convencionalismos no son mi fuerte.

Eres mi amiga.

-Necesito que me abraces.
-Por supuesto. Cuando tú quieras.

Pasaremos toda una noche abrazadas.

Porque la vida es dura muchas veces.

Porque, algunas de ellas, sólo necesitas sentir el calor de una persona. Sólo necesitas sentir la caricia de una mano amiga.

Afortunadamente, a cambio de nada.

-No me apetece tirarme a un tío para sentir un abrazo.

Sexo. Sexo a cambio de cariño. Sexo a cambio de caricias. Sexo a cambio de un simulacro de amor.

Tú y yo, sólo nos daremos, como ya nos dimos querida amiga, amor a cambio de amor.

Besos a ti.

Read more...

Tedio

>>  miércoles, 23 de septiembre de 2009



Quizás Tedio sea nombre de mujer y se enamore de mí de vez en cuando.

Debe ser, porque, algunos días, sin mediar palabra o discusión alguna, me invade una sensación como de hambre de vida, y de hastío de muerte.

Esos días, acallo las voces que me dicen triste, porque son viejas alcahuetas de grandes tetas que me dejan el cuerpo vacío por dentro, y doliente por fuera.

Esos días, aprieto los dientes para esperar que pase, porque sé seguro que pasará, ya pasó antes, antes de que todo pareciera caído, como el edificio que hubiera construido Gaudí, de tener tiempo, ganas, y estar más loco aún de lo que estaba.

Entonces, respiro. Respiro flojito, para no alertar al miedo. Cierro los ojos y finjo dormir, o me drogo con pastillas o sexo.

Espero.

Espero a que Tedio se confunda de amante.

Se vaya lejos.

Lejos.

Read more...

Frases "célebres"

>>  martes, 22 de septiembre de 2009




Conversación con un compañero de trabajo:
-Atchis.
- Si estornudas tienes que cubrirte con el codo, por lo de los virus en las manos y el contagio. Ya sabes, por la gripe.
- Ah. Y si me cubro la boca con el minivestido que llevo y te enseño las bragas (que no llevo, pero eso tú no lo sabes)?.
- Vale. Llamo a los compañeros.

Conversación con una amiga:
- Me gusta tu casa. Es preciosa.
- Pues aún no has visto la mejor parte.
- Cuál es?
- La que se ve desde mi cama, agarrada a los barrotes del cabecero.
- Ahhhh.

Conversación con otro compañero de trabajo:
- A mí el estrés se me pasa follando.
- Buen método. Toma mi teléfono. Podrías convencer a mi mujer?
- Estás seguro?

Read more...

Romper

>>  domingo, 20 de septiembre de 2009



No te veré envejecer, ni envejeceré a tu lado.

No nos pondremos a dieta juntas, previniendo tus achaques y los míos.

No te acompañaré al médico, ni oiré eso de que tienes que cuidarte, que ya no eres una niña. Ni yo tampoco.

Nuestro hijo no irá a la universidad.

No estaré a tu lado cuando te asciendan en tu trabajo, consigas ese puesto que tanto deseabas, o cuando publiques tu primera novela. No, yo no estaré.

No tendremos ningún hijo.

No nos compraremos esa casa que querías, que queríamos.

No nos haremos una foto en la torre Eiffel.

Nunca iremos a París.



Ahora, ya, sólo nos quedan No….

Read more...

De nuevo tú

>>  jueves, 17 de septiembre de 2009



No eres Carlos, porque Carlos olía a yerba, y tú hueles a nostalgia y olvido. Aunque eso fue antes.

Tampoco Julián, que siempre olió a perfume de otra y a promesas que nadie pedía y que nunca cumplió.

No eres Cesar, que siempre estaba sin estar, que me quería sin quererme y me dejó sin dejarme, hasta que yo, principalmente por aburrimiento, lo dejé a él.

No eres Andrea, que era como un pastel. Dulce, como un pastel. Tierna, como un pastel. Atrayente. Y que, inevitablemente, me acabó empachando.

Tampoco ninguno de los que compartieron sus lenguas y sus cuerpos, sus manos y deseos, y apenas me dejaron un recuerdo difuso, como el vaho en el cristal, que limpié con la mano al día siguiente.

No eres ninguno de esos, pero quizás tampoco seas tú, que fuiste juventud y juego, fuiste insinuación, ingenuidad y, a ratos, también vacilación y miedo.

Ahora, te podría llamar imprevisto, te podría llamar romance, devaneo o descabello, aunque también me gusta la palabra proyecto.

Oportunidad, siempre tuviste el don de la oportunidad.


Besos, Javier, espero que te guste.

Read more...

Sóplame

>>  miércoles, 16 de septiembre de 2009



- Sóplame.
- Puedes pedirme lo que quieras y me pides que te sople?
- Hazlo, por favor.

Te acercaste por detrás. Pusiste tu mano sobre mis párpados. Cerraste mis ojos.

- No me mires, sólo siénteme.

Tu mano tomó mi cabeza y la echó hacia delante, dejando libre mi cuello.

Soplaste sobre mi cuello.

Apenas imperceptible. Suave. Tan suave que no hubieras movido la llama de una vela.

Cada uno de los vellos de mi cuerpo respondió a tu susurro. Se dirían que bailaban al compás de tu boca, moviéndose, como mueve el viento tu pelo, cuando yo te miro.

Seguiste la línea de mi espalda. Bajabas soplándome igual que tantas veces bajaste besándome. Justo por esa parte de mi espalda, que, de tanto besarla, tiene nombre de ti.

Con los ojos cerrados, yo te adivinaba, espectante.

Tú te acercaste a mi sexo. Dejaste tu aliento sobre él y él intentó fundirse con tu boca. Tú, te separaste de mí.

- No, cariño. A partir de ahora, sigue tú.

Te habías sentado sobre tus talones, justo detrás de mí.

Yo me agarré a los barrotes de la cama y apoyé mi sexo sobre tu pierna.

Bailé sobre ti y tú me mirabas. Mi música era mi deseo, que es arcaico y egoísta, salvaje, como muchas veces lo soy yo.

Agotada caí hacia delante, mientras tú, ahora sí, bebías de mí.

Read more...

Cómo esconder a una amante (modo advanced)

>>  lunes, 14 de septiembre de 2009



Me siento un poco salvaje últimamente. Pido perdón por anticipado si molesto a alguien por hablar de algo tan políticamente incorrecto (que, por otro lado, me encanta ;-) ).

Bien, allá vamos.

Os recomiendo, queridos fantasmas, que no tengáis amantes si vuestra relación de pareja se ha establecido en términos de fidelidad sexual. No está bonito. Pero… puestos a hacerlo, hacedlo bien.

Consejos generales:

1. Mejor una amante con casa propia. No compartida. Si es compartida, pasar al punto 2, por las dudas de que el compañero/a de piso se encabrone y lo suelte todo.
2. Ir a un hotel/hostal. Lejos de donde vives (no te salgas de españa, que no hace falta, con que vayas al otro lado de la ciudad, suficiente). No vayas a dejar el DNI ni a pagar con tarjeta. Se espabiladito al elegirlo, a ver si va a venir la familia del pueblo y la llevas al mismo hotel.
3. Mejor que tu amante sepa desde el principio cuáles son los límites de vuestra relación. Será el momento de dejarlo si ella/él desea tener un mayor compromiso y tú no.
4. Jamás liarse con alguien que conozca a tu mujer. Jamás presentarle la amante a tu mujer. Sí, puede dar cierto morbo, pero, si una mujer es una bomba potencial, juntar a dos en esas circunstancias es ser un temerario.
5. Una amante es alguien a quien se esconde. Eso tiene su puntito, porque lo prohibido siempre excita. También puede agobiar no salir a tomar un poco el aire y que la relación se establezca entre cuatro paredes. Tú verás lo que te conviene, pero, mejor continuar con una relación limitada a cuatro paredes que arriesgarse a que la relación esté aireada a los cuatro vientos.

Consejos muy prácticos:

1. Nunca hablar de tu mujer a tu amante. Si tienes problemas con tu mujer, lo hablas con ella o vais a terapia de pareja. Una amante no es una terapeuta. Está muy manido el tema de “estoy contigo porque mi mujer no me entiende”. Sé original, por favor. “Estoy contigo porque me pones y me das la ilusión que creía perdida”. Mejor, dónde va a parar.
2. No utilizar tu teléfono para comunicarte con tu amante. Utiliza en msn, el correo, twitter,… sobretodo, nunca mensajitos al móvil, que son un peligro. Una opción es tener una tarjeta de prepago que uses siempre con ella. Cuando no la uses, guárdala en un lugar seguro, aunque, antes, siempre habrás borrado los mensajes y las llamadas.
3. Las reuniones de trabajo son una buena excusa para quedar, siempre preferible al amigo/a tapadera que puede fallarte.
4. Los regalos… cúrratelo, porque si sacas una cantidad significativa de la cuenta tu mujer se va a enterar. Así que…

Fundamental:

1. Que no sepa dónde vives.
2. Que no sepa tus apellidos.
3. Que no sepa dónde trabajas.
4. Que no sepa tu móvil real, sólo el de contacto.
5. Que no conozca a nadie de tu entorno.

O sea, que seas tú quien controla la situación.

Ahora me vais a decir que no vais a encontrar a ninguna amante que acepte todas esas condiciones.


Yo, las acepté alguna vez.


Besos, queridos fantasmas.


Nota: Queda en tu mano saltarse las reglas porque consideres que tu amante es una persona en la que puedes confiar. En ese caso resultaría bastante irónico, porque serías honesto con tu amante y no con tu mujer. En fín. Piénsalo.

Read more...

Cómo joder a una ex (modo advanced)

>>  sábado, 12 de septiembre de 2009



Este post no es recomendable leerlo. Mucho menos, ponerlo en práctica. Si pasáis de estas dos primeras líneas, seguro que os vais a convertir en malas personas y terminaréis vagando por los infiernos de Dante.

Allá vamos.

Partamos de que a nadie le gusta que su ex tenga sexo. Es mas, que preferiríamos que pasase la vida en un monasterio cartujo, con una tabla como cama, con sandalias, sabañones, y un látigo de cinco puntas en la mesilla de noche para los ratos de ocio.

O sea, que jode tela.

Formas de convencer a tu ex de que follas mucho más ahora que antes:

1. Forma “colegas”. Quedas con una amiga que no conozca tu ex. Da igual que sea amiga de toda la vida que nueva. Aunque la maniobra dará distintos resultados en un caso o en otro.
La forma colegas consiste en ponerse de acuerdo con tu amiga en convencer a tu ex de que soys amantes.

A tener en cuenta:
- Tu amiga debe ser bastante hija de puta o bien se la tiene jurada a tu ex.
- Es posible que no encuentres a ninguna amiga dispuesta a putear a tu ex o que no convenzas a una nueva amiga para hacerlo porque tenga principios.
- Es preferible una amiga de toda la vida o que la conozcas hace mucho tiempo, antes que una nueva, porque siempre le quedará a tu ex la duda de si erais amantes cuando todavía estabas con ella.
- Algunas veces, y esto es importante tenerlo en cuenta, este juego de “vamos a hacer como sí”, termina en la cama con la amiga. Eso pasa si tu amiga es una morbosa. Elige bien ;-)

Forma de proceder:
- Acude con tu amiga, un día en que quedéis tu ex y tú. Preferiblemente en un gran grupo. Eso hace más creible la historia. Además, si hay mucha gente, siempre habrá una “buena amiga” que informe a tu ex de lo que ella misma no ha alcanzado a ver.
- No seas evidente. Ante la pregunta de qué tipo de relación tenéis tu “colega” y tú, responde sólo amigos. Trátala con cariño. Cédele el sitio. Preocúpate de que esté cómoda. Pregúntale si quiere beber algo más. Cruza miradas de complicidad….

2. Forma “lo llevas claro”. Esta forma consiste en quedar con tu ex en los mismos términos que antes, pero llevar a una amante real.
Que tu amante sepa o no que quieres putear a tu ex es irrelevante. Porque, más que nada, hay cosas que son evidentes, y, nada más tu ex eche la vista encima a tu amante, sabrá que es tu amante, así que, en este caso, no hay que procurar aparentar nada, dejar que todo fluya y ya está.

Recomendable: Si es una amante real, mejor no le expliques de qué va el tema. Porqué? porque se puede poner celosa y pensar que todavía te importa tu ex si quieres hacerle daño, y pensar que la estás utilizando, y pensar que no es la única mujer que deseas follarte… supuestos todos ellos tan reales como incómodos.

A tener en cuenta:
- Esta forma tiene sus ventajas, como no tienes porqué descubrir tus intenciones a nadie, nadie va a decirte que no ni a juzgarte como la mala persona que eres.
- Si ligas menos que enjuto mojamuto, opta por la primera opción.



De forma general:
- Jamás, y digo, jamás, reconozcas tu verdadera intención. Y menos, ante tu ex o sus amigas. Sólo lo sabréis tu amiga (caso que se trate del método 1) y tú. Para tener más éxito en este punto, es mejor que sea una verdadera amante y que no le hubieras dicho nada.
- Puedes repetir la putada todas las veces que te apetezca, puedes ir alternando el modo 1 y modo 2.

Para muy hijos de puta:
- Si acabas saliendo con la amiga coartada, y esta, a su vez, se convierte en tu ex, utiliza el mismo método para putearla. Eso jode…


Espero que no hagáis nada de esto nunca, queridos fantasmas.

Besitos a todos.

Read more...

Mi yogur

>>  viernes, 11 de septiembre de 2009



Un día tomé un café con mi yogur.

Yo no sabía ese día que ella sería mi yogur, aunque, desde que la vi, deseé que lo fuera.

- Qué buscas?, pregunté.
- Alguien con quien estar a gusto. Y tú?
- Alguien como tú, quise responder. Aunque sólo respondí “lo mismo que tú”.

Mi yogur es inteligente, observadora, reservada, encantadora y bonita.

- He dedidido dejarme llevar.
- Prometo llevarte donde quieras ir.

Un día, me llamó mi yogur.

- He conocido a alguien.
- Sabes que no soy celosa.
- Sí, lo sé. Pero me gustaría conocerla mejor. No puedo quedar contigo, a no ser que quieras quedar para charlar solamente.
- Sabes que yo no te voy a decir que sí a una proposición así.
- Lo sé, pero es lo único que puedo ofrecerte en estos momentos.

Yo sabía que no era mía. Ella también lo sabía. Igual que yo no soy de nadie. Porque nadie es de nadie.

- Estás segura de esa decisión? Sabes que yo no te daré problemas y que tu vida sería como tú quisieras, no te limitaría en absoluto.
- Lo sé. No sé si es una decisión sensata, pero es la que deseo tomar en estos momentos.
- Bien. Aquí estaré para ti. Podría hacerme la dolida o aparentar un orgullo que no tengo. Prefiero decirte que me hubiera gustado que nos diéramos una oportunidad.
- Quién sabe.
- Sí, quién sabe.

Read more...

El cazador

>>  jueves, 10 de septiembre de 2009



Normal su cara. Normal su casa y su familia, al igual que su trabajo y su coche, un monovolumen de lo más normal.
Normal su traje de oficinista aburrido.
Normal su jefe de mala sangre estándar, tan normal, que más que despreciable resultaba patético.
Normales sus amigos de toda la vida.
Normales sus compañeros de trabajo, con los que compartía cafés, alguna cerveza y ninguna confidencia.
Normal su sexo, que dudaba siquiera de lo que él hacía, cada vez menos ya, pudiera acaso llamarse sexo.

Algunas noches, bajaba a las ramblas.

- Ramón, cariño, ya te echaba de menos, le decía la negra.
- Hola negra, hay algo para mí?, decía él.
- Hay una muy jovencita, de las que a ti te gustan, esa rubia que anda por allí.
- Cuántos?
- 15.
- Seguro, negra? Mira que la última vez me tangaste.
- Cariño, yo a ti no te engañaría nunca.
- Gracias, negra. Y le metía 20 euros en las tetas, porque la negra siempre tenía para él lo que él buscaba.

Ramón tenía una agenda de piel marrón, en la caja de seguridad de un banco, donde le gustaba escribir el nombre de todas las niñas con las que había estado. Llevaba años escribiendo nombres. No solo nombres. Le gustaba llevarse un recuerdo: un mechón de pelo, un colgante, un anillo, unas bragas. Algunas veces, se llevaba algo más, pero sólo era cuando la normalidad le quitaba el aire, y él, desesperado, buscaba un hueco para respirar.

Esas veces, encontraban a una niña en la calle, nadie supo cómo, nadie supo quién. Algún sádico, decían.

Él atesoraba cada una de esas veces, cerca, muy cerca, de su corazón.



La niña rubia le gustaba. Mucho. Quizás, esta noche sería una de sus noches especiales. Quizás, también, habría llegado el momento de prescindir para siempre de los servicios de la negra.

Read more...

Quiero probar

>>  miércoles, 9 de septiembre de 2009



Ayer, en mi pelu, J (chico) y S (chica) , mis peluqueros, tuvieron esta conversación:

- Cari, te vienes conmigo a Madrid? Me quiero pasar por chueca y no me apetece hacerlo solo.
- Pues mira que me apetece. Me lo pienso.
- Oye, que no hace falta que te líes con nadie, sólo te vienes conmigo y pasamos un buen rato. Yo sí que tenía pensado liarme con alguien.
- Ya, si a mí me parece bien. No sería la primera vez que voy. De hecho, la última vez fui con tres amigas, las tres heteros pero muy liberales, y las tres terminaron liadas con chicas. A una de ellas le debió gustar más, porque ha reincidido ya varias veces.
- Y tú?
- No. Verás, yo respeto, pero es que a mí no me pone.

Jolines.

Cuestiones que me surgen:

1. Está de moda probar?
2. Estan desinhibiéndose las mujeres?
3. Porqué no ocurre esto con los hombres?

Cómo lo veis, queridos fantasmas?

Un día de estos vamos a estudiarnos el informe kinsey para que nos conozcamos un poco más a nosotros mismos.

Muchos besos.

Read more...
Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP