Las reglas de ella

>>  domingo, 29 de noviembre de 2009



No era de Sevilla.
Habíamos compartido un café, el de rigor. Un cómo te llamas. Un par de horas de charla mas o menos intrascendente.
- Quieres venirte el viernes? Cena y paseo. Vale?
Me miró profundamente a los ojos.
- Vale.
Era una mujer hermosa. Una mujer hermosa, y un afán inmenso por la discusión. Con lo que me cansa a mí eso. Por suerte para ambas, esa propuesta no suscitó polémica.

En mitad del paseo, nos sentamos a tomar algo al fresco. Charlábamos.
- No me gusta el sabor del sexo de mujer.
- Pues será el de alguna en particular, cada sexo sabe distinto.
- No, de todas.
- Vaya, para no gustarte, has probado a muchas.
- …..
- Pero… si al sexo entre mujeres le quitamos el sexo oral… queda un tanto cojo… Además de que eso significa bastante más, o sea, si yo acabase de besar tu sexo, tú no querrías darme un beso en la boca, verdad?
- Pues no.

A mí esto de las limitaciones sexuales me resulta un tanto incómodo. Se quedó a esa noche. Yo, ya sabía que ella no haría sexo oral. Eso no cambió, en esencia, mi forma de hacer sexo. Para mí es muy importante y agradable el sexo oral. Tanto hacerlo como recibirlo. A ella, no se lo pedí. Y, bueno, antes de hacer o proponer algo, en lugar de pensar en qué me apetecía o qué le podría gustar (como suele ser mi forma normal de relacionarme sexualmente), pensaba en qué no le iba a gustar. Sí, me resultó bastante incómodo. No me sentí libre.

Aunque, siendo sincera, me hizo algo que no me habían hecho antes, y, realmente, me encantó. Yo me había rapado la cabeza. La llevaba al 2 y teñida de rubio platino. Con el moreno de playa el contraste resultaba bastante exótico. A mí me gustaba, a ella también.
Se pasó toda la noche acariciándome la cabeza.

Un verdadero placer. Mucho mejor que el sexo con ella. Ciertamente.

14 comentarios :

Neogeminis 29 de noviembre de 2009, 18:51  

jejejeeje...no sólo es bueno lo que se espera!

saludos!

REBELDE 29 de noviembre de 2009, 23:32  

As meninas são muito queridas!:)) Beijo.

zayi 30 de noviembre de 2009, 1:42  

A mi cuando me acarician el pelo acabo durmiendome... y eso tb a veces es mejor que el sexo...jajaja
Besitos.

*** ~~........ALEJANDRA........~~*** 30 de noviembre de 2009, 11:32  

bueno...¿ al final la noche no salio tan mal ?

Candela 30 de noviembre de 2009, 13:09  

La istoria me ha gustado mucho, pero venia a comunicarte que ha sido usted la afortunada ganadora del Cd de Susan Boyle... mandame un privadin con tu direccion postal y te lo envio el miercoles, que el domingo ya me voy pa cadiz y luego para madrid...

Candela 30 de noviembre de 2009, 13:19  

Queria decir historia, la h del teclado no me funciona bien...desde que la rompi.

joselop44 30 de noviembre de 2009, 15:39  

genial la entrada y el sarcasmo mostrado jajajaja
Saludos

Diamonique ,  30 de noviembre de 2009, 16:21  

Y ¿le gustaba recibirlo? Porque en ningún momento creo haber leído que no le gustara recibirlo sólo que no le gustaba darlo... Eso me parece un poco egoísta ¿no?

Besos

Candela 30 de noviembre de 2009, 16:36  

A los de las risas, ya os habría querido ver yo... :-P

Alejandra: Pues... las he tenido mejores.

Candela: BIEEEEENNNN. Si es que el 68 tiene su puntito.

Diamonique: Pues, ella no se manifestó al respecto, pero, certifico que sí le gustaba recibirlo. Egoista?. El egoismo tiene bastante mala prensa. Todos somos egoistas, deberíamos dejarnos de moralinas, conocer nuestros egoismos y, sobretodo, reconocerlos. Lo ideal sería que fuéramos capaces de cambiarlos, pero, eso ya, es de nota.
En cualquier caso, ya estaba advertida de que, a mí me va el quid pro quo, o sea que, de haber tenido una segunda sesión de sexo, que no pasó, hubiera sido muy diferente o no hubiera sido. Debe ser por eso que ella decidió que mejor no.

Besos a todos, chicos.

Diamonique ,  30 de noviembre de 2009, 16:50  

Llevas razón porque también es cierto que tú aceptaste sus condiciones ;)

Lo ideal hubiera sido que ella hubiera encontrado una pareja a la que no le gustara recibirlo pero sí darlo.

Besotes

Alury 1 de diciembre de 2009, 0:14  

No hay nada mas relajante que me hagan cositas en el pelo... Ufffff...

Javier 1 de diciembre de 2009, 17:21  

El placer tiene muchas variantes y los mejor es descubrirlas.

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP