El chino juan

>>  miércoles, 23 de diciembre de 2009


Nunca os he contado sobre el chino al que voy a comprar a mi barrio. Todo un personaje. Un hombre de negocios super espabilado. Hasta hoy, que yo algunas veces sobretodo con esto de los hombres no me fijo nada, pensé que sólo era espabilado para los negocios.

- Ya he venido hoy dos veces.
- Mejol.
- Sí, para ti, que te estás llevando una pasta.
- Pala ti también. Que yo soy el que vendo más balato de todos.
- Anda y cóbrame, que te gusta más esto de…
- Sí, tú también me gustas.
- Ya….

Yo sonreí.
El señor que tenía detrás, soltó un:
- Anda que no sabe ná el chino.
Y puso cara de pensar:
- Y yo aquí como un gilipollas sin abrir la boca.

En fins…

4 comentarios :

Eowáthiel 24 de diciembre de 2009, 0:06  

Jajajajajaja

Yo he visto algunos chinos jovencitos que son guapísimos.

Un besito, Cande :P

La_Esperada 24 de diciembre de 2009, 0:36  

Jajaja yo sé de uno que cada vez que llega a casa, además de sugerir cocinar a Hugo en una sopa picante me ofrece en matrimonio a su hijo:
"Comida china siempre gratis" es su particular dote.

Besos!

Susana Ce. 25 de diciembre de 2009, 20:04  

Chinos,si, pero tontos no jajajja Que "salao" el condenado.
Yo no he visto muchos chinos guapos, la verdad, de todos modos no importa, no son mi tipo.
Besitos.

Candela 4 de enero de 2010, 1:01  

Eo: Este, guapo, no, pero salao...

Esperada: Creo que Hugo ganaría bastante cocinado.

Susana: Ni el mío, evidentemente ;-)

Besos, chicas.

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP