Cómo esconder a una amante (modo advanced)

>>  lunes, 14 de septiembre de 2009



Me siento un poco salvaje últimamente. Pido perdón por anticipado si molesto a alguien por hablar de algo tan políticamente incorrecto (que, por otro lado, me encanta ;-) ).

Bien, allá vamos.

Os recomiendo, queridos fantasmas, que no tengáis amantes si vuestra relación de pareja se ha establecido en términos de fidelidad sexual. No está bonito. Pero… puestos a hacerlo, hacedlo bien.

Consejos generales:

1. Mejor una amante con casa propia. No compartida. Si es compartida, pasar al punto 2, por las dudas de que el compañero/a de piso se encabrone y lo suelte todo.
2. Ir a un hotel/hostal. Lejos de donde vives (no te salgas de españa, que no hace falta, con que vayas al otro lado de la ciudad, suficiente). No vayas a dejar el DNI ni a pagar con tarjeta. Se espabiladito al elegirlo, a ver si va a venir la familia del pueblo y la llevas al mismo hotel.
3. Mejor que tu amante sepa desde el principio cuáles son los límites de vuestra relación. Será el momento de dejarlo si ella/él desea tener un mayor compromiso y tú no.
4. Jamás liarse con alguien que conozca a tu mujer. Jamás presentarle la amante a tu mujer. Sí, puede dar cierto morbo, pero, si una mujer es una bomba potencial, juntar a dos en esas circunstancias es ser un temerario.
5. Una amante es alguien a quien se esconde. Eso tiene su puntito, porque lo prohibido siempre excita. También puede agobiar no salir a tomar un poco el aire y que la relación se establezca entre cuatro paredes. Tú verás lo que te conviene, pero, mejor continuar con una relación limitada a cuatro paredes que arriesgarse a que la relación esté aireada a los cuatro vientos.

Consejos muy prácticos:

1. Nunca hablar de tu mujer a tu amante. Si tienes problemas con tu mujer, lo hablas con ella o vais a terapia de pareja. Una amante no es una terapeuta. Está muy manido el tema de “estoy contigo porque mi mujer no me entiende”. Sé original, por favor. “Estoy contigo porque me pones y me das la ilusión que creía perdida”. Mejor, dónde va a parar.
2. No utilizar tu teléfono para comunicarte con tu amante. Utiliza en msn, el correo, twitter,… sobretodo, nunca mensajitos al móvil, que son un peligro. Una opción es tener una tarjeta de prepago que uses siempre con ella. Cuando no la uses, guárdala en un lugar seguro, aunque, antes, siempre habrás borrado los mensajes y las llamadas.
3. Las reuniones de trabajo son una buena excusa para quedar, siempre preferible al amigo/a tapadera que puede fallarte.
4. Los regalos… cúrratelo, porque si sacas una cantidad significativa de la cuenta tu mujer se va a enterar. Así que…

Fundamental:

1. Que no sepa dónde vives.
2. Que no sepa tus apellidos.
3. Que no sepa dónde trabajas.
4. Que no sepa tu móvil real, sólo el de contacto.
5. Que no conozca a nadie de tu entorno.

O sea, que seas tú quien controla la situación.

Ahora me vais a decir que no vais a encontrar a ninguna amante que acepte todas esas condiciones.


Yo, las acepté alguna vez.


Besos, queridos fantasmas.


Nota: Queda en tu mano saltarse las reglas porque consideres que tu amante es una persona en la que puedes confiar. En ese caso resultaría bastante irónico, porque serías honesto con tu amante y no con tu mujer. En fín. Piénsalo.

16 comentarios :

3rn3st0 15 de septiembre de 2009, 5:00  

Importante, importantísimo, jamás, nunca jamás hagas que la relación dure más de 4 o 5 encuentros sexuales, después de eso, es costumbre lo cual equivale al posible surgimiento de sentimientos (se supone que un(a) amante es alguien con quien deseamos tener sexo y nada más). Si te das cuenta de que amas a tu amante entonces todo lo demás, lo escrito por Candela y este pequeño aporte, mándalo al mismísimo carajo y prepárate para las consecuencias de un divorcio del que sólo sacarás deudas y posiblemente una nueva esposa, lo cual llevará irremediablemente a buscar una nueva amante, sólo que esta nueva esposa ya sabe como es el negocio... Bueno, sabemos de que hablo.

Saludos Candela preciosa :-)

3rn3st0 15 de septiembre de 2009, 5:01  

¡Hey!, fuí el primero ;-)

Neogeminis 15 de septiembre de 2009, 5:19  

Si la pareja es lo que soñamos no vale la pena arriesgarla por una relación tan inconveniente. Si no lo es, para qué engañarnos y engañarla?...cortemos por lo sano y seamos más honestos!
Nunca me gustó el papel de amante. Creo que es para personas que no se quieren a sí mismas, que no se respetan. Por supuesto, es mi opinión, no tienen que ser la única.

Un abrazo.

Candela 15 de septiembre de 2009, 7:35  

Ernesto: Sí, fuiste el primero ;-)
Haced caso a Ernesto que sabe cómo va el negocio.

Neo: A lo que dices, creo que se debe sopesar bien si merece la pena tener una amante.

Aunque la persona con la que estés sea maravillosa, es posible que necesites una dosis de aventura que sólo te lo daría el tener una relación paralela.

Lo mejor sería tener con esa persona ideal una relación abierta y que no hubiera engaños, pero no suele darse esto.

Lo que suele darse es la relación tradicional, que choca frontalmente con las necesidades humanas.

El papel de amante, querida Neo, es un gustazo. A mí me da morbo. Tengo lo que quiero de la otra persona sin necesidad de que entre en mi vida, que ya la tengo bastante ocupada. Claro que... yo soy una chica mala.

Besos, chicos.

PAA 15 de septiembre de 2009, 14:41  

Lo ideal sería que tu pareja perfecta aceptara como inevitable que de vez en cuando hay que tener nuevas experiencias enriquecedoras. Y que tú aceptaras que lo mismo le puede pasar a él/ella. Es lo que mis amigas y yo llamamos poliamor.
Quizá esto le quitaría emoción, porque reconozco que parte del morbo de tener un amante es que no lo sepa nadie.

Besos

Candela 15 de septiembre de 2009, 14:48  

Pues, verás, PAA, sí y no.

Es genial que tu pareja perfecta sepa que eso puede pasar, pero es bastante doloroso que sepa cuándo pasa.

En mi caso, a estas alturas de la partida, he llegado a la conclusión de que la persona que esté conmigo debe aceptar, al igual que yo, este hecho.

Eso no significa que le cuente cuándo, y, le pido encarecidamente que no me lo cuente a mí.

Así, las reglas para esconder un amante son las mismas y evitas hacer un daño innecesario (por muy pactada que sea la situación, no podemos evitar sentirnos heridos).

Atestiguo que funciona.

Besos, guapa.

nana 15 de septiembre de 2009, 17:24  

creo q si tienes una pareja estable si buscas un/a amante es porque no estas satisfecha/o con lo que tienes, q algo no funciona..... porque si es porque quieres estar con mas de una persona no te comprometas con ninguna/o y ya esta haces lo que te da la gana...
es mi opinion...
un besito guapa

Candela 15 de septiembre de 2009, 17:35  

Nana, la vida la vamos complicando cuando los años nos pasan por encima. Ojalá fuera todo tan sencillo como planteas.

Además, cariño, hay muchos tipos de compromiso, y los términos no tienen porqué ser como nos han enseñado de pequeños que debe ser una relación.

Besos, guapa.

nana 15 de septiembre de 2009, 18:02  

claro, cada cual tiene un concepto de compromiso, todo esta en que las dos personas tengan el mismo, y aceptarlo.
yo es que para mi el compromiso es de estar con una persona y nunca se me ocurriria estar con mas a la vez... la verdad es que es algo que ni me lo planteo como una opcion...
muuas

3rn3st0 15 de septiembre de 2009, 20:07  

Comentario general:

¿Hay alguien aquí que alguna vez se haya dicho esto?: Hoy me voy a buscar un(a) amante, estoy aburrido(a) mi pareja no me da "lo que quiero" y debo buscar aventuras y algo que me haga sentir mejor...

Si es así, que me de la receta, puesto que jamás abrase visto alguien de mente y corazón tan frío.

En mi comentario anterior mencioné el hecho de que debemos evitar alargar la relación hasta el punto en donde los sentimientos empiecen a surgir... Me refiero a que no escogemos con quien estamos, a quien amamos, a quien deseamos... Inclusive en otras culturas no se hace, lo hacen los padres, te escogen la pareja (que cagada). En fin, como dije, si alguien tiene esa receta que me la de, es lo máximo darse cuenta cuando necesitamos a alguien más y todo ese montón de paja mental.

Tenemos un(a) amante porque esa persona tuvo un pase de corriente con nosotros, o dicho de otro modo, nos prendió el morbo, encendió nuestros detectores de feromonas, nos flipó, nos hizo cambio de luces o como sea que se diga en sus respectivos países.

Nada, que un(a) amante no es más que el ejercicio de la lujuria en su máxima expresión y si no lo entendemos de esa manera, entonces destruiremos la relación que tuvieramos en ese momento, posiblemente joderíamos a nuestro(a) amante porque esa persona tal vez tenga sentimientos hacia nosotros que no corresponderemos y lo que es peor, nos quedaremos sin el chivo y sin el mecate (sin lo uno ni lo otro).

Saludos Cadelosa, ya escribo más aquí que en mi página, jajajaja :-)

Voy a tener que empezar a escribir sobre sexo, erotismo y esas vainas :-)

Candela 15 de septiembre de 2009, 20:23  

Querido Ernesto:

Me encantan tus aportaciones.

Animo a mis fantasmas a que me envíen lo que les apetezca de que publique. Serías el primero ;-)

Tenemos una página que he creado para eso, se accede clicando a twitty.

Será para mí un honor que nos hables sobre erotismo, lujuria y sexo, y todo lo que estimes conveniente. Eres un escritor estupendo (ya lo he podido constatar en tu página) y sé que nos iba a encantar lo que nos mandases.

Bueno, no sería como usar tu pasaje... pero estarías cerca de mí ;-)

Besos, guapo.

Candela 15 de septiembre de 2009, 20:27  

A todos mis queridos fantasmas que no son Ernesto:

No os pongáis celosos. Os quiero a todos y os publicaré a todos los que me enviéis alguna cosa que consideréis de interés.

La única norma es: que sea respetuoso con todo el mundo, y ya sé que, viniendo de vosotros, eso está asegurado.

Cada uno puede hablar de lo que le apetezca: Sexo (con el permiso de Ernesto), cine, música, animales...

Animáos, nos vamos a divertir.

Besos a todos.

Anónimo ,  15 de septiembre de 2009, 21:59  

Estoy con Candela: la mejor combinación es tener un pacto previo para tener amantes (no sientes la culpa de engañar), pero sin dar detalles, fechas ni lugares, con lo cual el juego del escondite también existe. Así era con mi pareja, y era estupendo.

Amaltiva

El Traste Nº 27 15 de septiembre de 2009, 22:45  

No creo que ponga nunca los cuernos, aunque no se puede decir de este agua no beberé...

Me gusta más el blog cuando escribes algo de literatura, aunque esto también tiene su puntito.

Un saludo.

Joseba 15 de septiembre de 2009, 23:36  

antes de buscar emociones fuera sería bueno buscarlas dentro...exarle imaginacion al asunto que lo que suele ocurrir en las relaciones largas es que quien mas manda es la monotonía. lo facil es tirar por lo que pone mas, que es lo nuevo. y, no nos engañemos, aquello de lo prohibido y hacer algo malo que en el fondo se tiene pues pone mas aun... mientras no se haga daño, vamos bien. complicado lo veo yo, xq como se sepa que existe eso de amantes por ahi y empiece a hacer aguas la relacion por otra cosa... uy, malo. mejor arma arrojadiza no puede haber y capaz que un problema de "facil" solucion se convierte en uno mortal por la susodicha arma

besote¡¡¡¡¡

Anónimo ,  31 de diciembre de 2009, 16:08  

sehr bemerkenswert topic cialis preis viagra rezeptfrei bestellen [url=http//t7-isis.org]viagra kaufen[/url]

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP