El niño de dios (II)

>>  domingo, 6 de septiembre de 2009




Siempre supe que mi hija sería una puta. No podía ser de otra manera naciendo de su madre.

Hice lo que pude por ella. Disciplina. Cuando ella salía de casa, allí estaba yo, cerca, vigilante.

Un día le conoció. Yo compraba tabaco, para disimular, en la esquina de enfrente, y vi como el melenas se acercaba a mi hija. Ella tenía 13 años. El melenas le sonrió y yo sé que a la muy puta le gustaba el melenas, porque al darle dos besos le refregó las tetas.

Yo hablé con ella de lo que se debe y no se debe hacer. Ya habíamos tenido algunas conversaciones sobre ese tema. Creo que ella nunca me prestó atención. Tampoco ese día lo hizo. Yo le hablaba y ella me miraba con los ojos muy abiertos, como si me estuviera escuchando, pero yo sé que ella pensaba en follarse al melenas.

Los vi juntos. Estaban dentro del coche de él. Ella se agachó sobre su entrepierna mientras él se fumaba un ducados. Es lo que hacen las putas. Un día su madre intentó hacerme eso mismo y la tuve que apartar de una hostia. Después estuvimos rezando durante horas. Me lo ha dicho una vecina, me dijo llorando, putas. Son unas putas.

Intenté volver a casa y olvidarlo todo. Pero una y otra vez veía a mi hija agacharse sobre él y él sonreir satisfecho, mientras se fumaba su ducados. Sigue, puta, le dijo.

Era muy tarde. Creo que acababa de dejar a mi hija en casa. Tenía el coche aparcado en la parte de atrás. Creo que se le había roto algo, debía ser el carter o algo así, porque chorreaba aceite. El melenas había puesto un gato roñoso debajo del parachoques y lo tenía levantado, mientras él quedaba tendido debajo e intentaba arreglarlo. Estaba encima de un tablón, bastante separado del suelo, porque había llovido y no se querría mojar el muy cerdo. Supongo que estaría contento, contento y relajado, después del trabajo que le había hecho la puta de mi hija.

No me costó nada, una patada al gato roñoso y el coche del melenas cayó sobre él como una maldición, como él había caído sobre mi hija. Como los dos habían caído sobre mí.
Un crujido y un grito apagado fue todo. Nadie me vió porque nadie vive en esa mierda de calle de detrás de mi casa.

El pecado de mi hija tiene forma de niño tuerto. El pecado de mi hija me llama abuelo.





Besos, queridos fantasmas.

20 comentarios :

Candela 6 de septiembre de 2009, 15:25  

Hola, fantasmas.

Me fascinan los distintos puntos de vista de una misma historia. La etiqueta miradas, ofrece historias en las que el narrador es, directamente, uno de los protagonistas.
En este caso, he preferido contar la una historia desde dos puntos de vista complementarios, obteniendo el lector, de esta forma, una visión más global de ella.

Espero que os gusten.

Muchos besos.

Seph~ 6 de septiembre de 2009, 16:45  

Uff, qué final más impactante!

Neogeminis 6 de septiembre de 2009, 16:54  

ajjjjjjjjj...qué terribles realidades nos ofrece la vida. Esa que suele ser injusta con los más débiles, con los más abandonados. Esta historia me trajo a la mente algo parecido que sucedió hace poco. Un policía que detuvo ilegalmente, llevó a la comisaría y golpeó sin piedad a un muchacho que sólo había cometido el delito de "noviar" con su hija de 14. Si tuviéramos la posibilidad de escuchar la versión de este despreciable sujeto, seguramente, nos contaría una historia parecida a la tuya.


un abrazo!

P.d
también yo suelo jugar en mis escritos con distintas versiones de un mismo hecho. Me parece muy interesante propuesta.
La verdad suele tener muchas aristas.

El Traste Nº 27 6 de septiembre de 2009, 22:33  

No tengo palabras para explicar lo que siento tras haberlo leido. Es como un nudo en el corazón. El hombre me ha recordado a esos tipicos machistas de bigotillo de lápiz y con el cuello abanderado, seguidor de Paco Pantanos.

Llamame loco, pero a mi los personajes femeninos me han encantado. Es una dura realidad, pero realidad al fin y al cabo.

zayi 7 de septiembre de 2009, 1:43  

VIEJO CABRÓN!!!!...ES QUE LEYENDOTE, YA ME IMAGINÉ HASTA LA CARA...
MUY BUENA LA HISTORIA!
BESITOS.

Joseba Morales 7 de septiembre de 2009, 12:18  

Me ha impactado y encantado a partes iguales, y con tu permiso te lo "tomo prestado" para adaptarlo y hacer el apaño ese pendiente ;) cuando lo tenga te lo paso

Besotes wapa¡

Candela 7 de septiembre de 2009, 17:02  

Neo: La realidad da bastante miedo. Por suerte, esta no lo era, aunque seguro que ha pasado en algún lugar en algún tiempo. Sí lo son algunas de las historias que os cuento como fabuladas. Conozco a la niña Ana, por ejemplo.

Traste: Estoy lenta. He tenido que dejar pasar 24 horas para caer en quién es Paco Pantanos :-(. Sí, una dura realidad.

Zayi: También yo imaginé la cara. Se da un aire Paco Pantanos.

PAA: Nos toca la familia que nos toca, qué le vamos a hacer.

Joseba: No esperaba que fuera esta la que te gustase para pasarla a comic. Toda tuya. Te parece que la publiquemos aquí cuando la acabes? (además de publicarla tú donde quieras, por supuesto).

Besos a todos, chicos.

Joseba 7 de septiembre de 2009, 18:52  

Por descontado que la publicas aqui y donde quieras :)

si me sugieres otra que te guste más... ;)

besote¡¡

Candela 7 de septiembre de 2009, 20:12  

Qué te parecería una adaptación de las guías de seducción en plan didáctico y divertido?

Besotes.

Candela 7 de septiembre de 2009, 20:42  

Me gusta. ¿Vas a hacer mas asi?

Diamonique ,  7 de septiembre de 2009, 21:44  

Preciosa y dura historia :)

Me tienes enganchada a tu blog guapa!

Besotes

Candela 7 de septiembre de 2009, 22:04  

Candela: Gracias. No sabría decirte, escribo lo que me va saliendo. De todas formas, tampoco sabría contestarla, porque no sé a qué te refieres con "así" ;-)

Joseba: Genial, a ver cómo queda.

Diamonique: Qué me gusta que me digas eso. También yo estoy enganchada a vosotros. Soys mi segundo vicio ;-)

Besos, chicos.

Thot 7 de septiembre de 2009, 22:28  

Wenas preciosa!! Tengo que ponerme al día con tu blog! Como siempre, tus relatos cortos no defraudan!. Siguen siendo tan directos y reales, duros como éste, y sigues experimentando tu creatividad literaria, por lo que nos sorprendes gratamente con las nuevas entregas!!

Besos

Thot 7 de septiembre de 2009, 22:28  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Candela 8 de septiembre de 2009, 0:12  

Perdon, tienes razon, debi ser mas especifica, por "asi" me referia a relatos vistos desde distintos puntos de vista.

Candela 8 de septiembre de 2009, 10:26  

Qué alegría verte de vuelta, Thot. Espero saber sorprenderos siempre.

Candela: Ya hay algún otro así, solo que no lo dije porque lo dejé a la interpretación del lector. La entrada "algo para compartir" habla de un mismo hecho y son dos personas las que lo viven, con personalidades marcadamente diferentes y, por tanto, sensaciones diferentes. Hay otro que juega con la idea totalmente contraria: un mismo punto de vista para situaciones totalmente distintas, como el post "la pasión".
Sí, seguiré jugando con estas ideas, me gusta mucho hacerlo y me parece muy interesante para el lector.

Besos, chicos.

Alury 8 de septiembre de 2009, 14:02  

Awita con el abuelo!!!!

Me están gustando mucho estas hsitorias...

Un saludo!!!!

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP