Los problemas de Ernesto

>>  viernes, 4 de septiembre de 2009



Como consecuencia de mi post anterior, han ocurrido una serie de sucesos que exigen mi máxima atención. Y la exigen porque me considero responsable de ellos. Además, nuestro fantasma Ernesto me ha pedido ayuda, y, ya sabéis, que yo no le negaría nada a un fantasma.
Para hacernos mejor idea de la situación, creo que lo más apropiado es copiar las palabras de Ernesto:

“Ya tenía preparadas mis maletas, abandoné a mi mujer y me importaba un rábano el resto del mundo. Estaba a punto de partir a la madre patria para buscar a Candela y convertirme en su amante hasta que ya los vicios o la vejez (o cualquier otra cosa), no me permitiera estar un segundo más con ella.

Sin embargo, luego de leer dos o tres posts y percatarme de quienes la leen, tuve que echar marcha atrás, arrastrarme ante mi mujer (hoy ex mujer), mi jefe (hoy ex jefe) y convencer a mi familia de que no me drogo ni nada por el estilo, y aceptar el hecho de que a Candela es mejor tenerla de amiga, disfrutar de su morbo y sus historias sin ilusionarme con esa... esa... "hetero perfecta".

Ahora necesito tu ayuda, mi mujer sigue sin aceptarme y mi jefe ya me encontró reemplazo”


Vemos, por tanto, que los problemas de Ernesto son dos:
1. Su mujer lo ha dejado y desea recuperarla.
2. Su jefe lo ha echado y él desea volver a su trabajo.

Tratamiento del primer problema:

Que vuelva tu mujer.

Lo tienes jodido, Ernesto. Las mujeres, puestas a hacer sufrir, somos unas puñeteras. Pero, claro, tú tienes el arma secreta, o sea, yo.

Líneas de ataque:

1. Los “porqué no…”. Todas las mujeres del mundo, cuando cogen confianza con su pareja, empiezan a decirles el “porqué no”. Ejemplos: Porqué no vamos nunca a cenar fuera. Porqué no te afeitas esa calva a lo Bruce Willis. Porqué no me acompañas a mis clases de salsa. Porqué no tiras esa camisa que te regaló tu madre…
Creo que ya os hacéis a la idea de lo que son los “porqué no”. Bien, ha llegado la hora de hacer realidad unos cuantos. No todos, la sutileza da mejor resultado que la súplica.

2. La curiosidad. Si algo nos puede a las mujeres es la curiosidad. Si es tu mujer, posiblemente te conozca bastante. Más que tú a ti mismo, como suele ser. Así que, no hay nada que la descoloque más que pensar que has cambiado y que ahora no te conoce. En cualquier curso de publicidad nos cuentan que la palabra “nuevo” es una de las que atrae irremisiblemente. Utilicemos nuestros conocimientos de publicistas. Ya veremos cómo.

3. La ternura. Sí, las mujeres solemos tener una sensibilidad bastante grande a la ternura. Sepamos aprovecharlo.

Procedamos pues:

1. Conoces sus rutinas. Es tu mujer, no? Coincide con ella por la calle cuando vaya de paso. Preferiblemente que sea a una hora de la tarde, cerca de la noche.
Imprescindible: El aspecto. Afeitado (si ese era uno de los “porqué no” de ella), si era la perilla, pues perilla, si te pedía que te dejaras barba, pues barba… (en tu caso, corazón, si te pedía que te cortases esa hermosa barba que luces, elige maquinilla). Con un perfume nuevo (que ella no conozca) y de marca. La ropa, nueva. Llévate a un amigo gay para que te ayude a elegirla, es lo mejor.
Una vez coincides con ella “de casualidad”, de das dos besos castos (es imprescindible que te huela el perfume) y le preguntas cómo está. Ella te dirá que genial, claro. Y te preguntará por ti. Tú le responderás un esquivo: No sabría definirlo. Después, sin tiempo a nada más le dices que tienes prisa y que te tienes que marchar. Le dices que te encantaría que quedáseis y charláseis y le emplazas una cita. Como la has pillado de sorpresa, te dirá que sí. Sí te lo pone difícil, siempre puedes poner como excusa temas pendientes y esas cosas.

2. Con tu nuevo aspecto, quedas en algún restaurante que a ella le gustase pero tú no la hubieras llevado. Eres atento, la escuchas, eres cariñoso. Te aconsejo las guías de seducción en este punto. Cuando esté receptiva, le preguntas cómo es su vida sin ti. No esperes la respuesta. Esa pregunta no se la haces para que te la responda. Se la haces para que se la plantee. Antes de que diga nada tú le hablas de tu vida sin ella. Lo importante que es y será siempre para ti. Sin súplicas. Sutil y elegante. Y tierno. Si no has conseguido que vuelva en este punto, chaval, creo que lo tendrías más fácil conmigo :-P.

4. Si no lo has hecho ya, estúdiate Cómo satisfacer a una mujer. Apuesta segura.


Tratamiento del segundo problema.

Recuperar tu trabajo.

Pues verás, este problema lo veo bastante más sencillo. Entre otras cosas porque tu jefe es hombre, y, eso, tiene sus ventajas.
Sinceridad, ante todo sinceridad.
Lo que yo haría de ser tu:
Concertar una cita en su despacho. Olvídate del look que mostraste con tu mujer. El jefe quiere ver al mismo trabajador, le da seguridad. Si acaso, algo más elegante, pero sin pasarse.
Le pides que entre en internet y le muestras este blog. Yo de ti recomendaría las entradas: Rebeca,Reflexiones sobre mis gafas nuevas, Sensualidad, Tu momento , Cuando soy mala, Cómo satisfacer a una mujer, y, por supuesto, el origen de este desaguisado, Carta de la hetero perfecta.

A estas alturas, tu jefe te habrá cedido su puesto y vendrá raudo a la madre patria a conocerme a mí ;-)

Besos a nuestro nuevo fantasma, el jefe de Ernesto.



Me ayudáis a ayudar nuestro a Ernesto, queridos fantasmas? se os ocurre algo más?

Nota: Estás clavao en la foto, Ernesto ;-)

17 comentarios :

Fidji 4 de septiembre de 2009, 16:34  

Excelentes consejos.

Humildemente agrego uno más. Si no resulta los consejos de Candela (que lo dudo), armate de paciencia y espera, las mujeres solemos volver cuando extrañamos.

Besos a ambos

Fidji

Candela 4 de septiembre de 2009, 16:47  

Tienes razón, Fidji, me olvidé del brainstorming. Ya lo he añadido.

Besos, guapa.

Candela 4 de septiembre de 2009, 16:47  

Tienes razón, Fidji, me olvidé del brainstorming. Ya lo he añadido.

Besos, guapa.

anna 4 de septiembre de 2009, 18:19  

JAJAJAJA es buenisimo, yo creo que Ernesto se tiene que apañar con tus consejos jajajaja!!! Hay lo siento es que no puedo parar de reir !!!!

Otra cosa si un dia estas aburrida me haces un apaño a mi vale ?

jajajaj

Un beso

nana 4 de septiembre de 2009, 18:32  

genial genial y genial, tus consejos muy acertados segurooo!

yo le recomendaria a Ernesto que intente todos los consejos que le has dado pero que tampoco se arrastre, porque todos cometemos errores y de ellos hay que aprender pero no arrastrarse.

tambien diria que cuidado con lo "nuevo" no vaya a ser que no le guste... pero como bien dice Candela, apostar por las cosas que ella te reclamo alguna vez...

si se me va ocurriendo algo mas os lo hare saber...

un saludo y animo Ernesto y un besazo enorme Candela guapa!

Eowáthiel 4 de septiembre de 2009, 18:33  

Yo también quiero mi apaño!

Todos somos Ernesto jaja

Neogeminis 4 de septiembre de 2009, 19:07  

jajajjajajaja....te has lucido, Candela! deberías abrir alguna columna de consejos personales en revista especializada! jejejej

Excelente respuesta y excelentes propuestas concretas para los "problemas" de Ernesto! jajajaja

Un abrazo!

3rn3st0 4 de septiembre de 2009, 19:23  

Estimada Dra. Candela, me es grato dirigirme a Usted en la oportunidad de darle mi más sincero agradecimiento por tan especial y brillante admonición para la solución de mi problemática afectiva y laboral.

Al respecto quiero contarle lo ocurrido de leer vuestra epístola.

La pregunta que debiera hacerle a mi mujer (hoy ex): "...le preguntas cómo es su vida sin ti." me la hice a mi mismo y resultó que estoy más feliz que niñito comiendo mocos. No es que fuera infeliz, en lo absoluto. Es que soy soltero nuevamente y bueno, no es tan malo como podría parecer.
- Puedo ir y venir adonde y cuando quiera.
- No necesito darle explicaciones a nadie ni cumplir horarios.
- Me he reencontrado con viejas amistades y con antiguas ex...
- Puedo leerte sin que eso signifique dar explicaciones de porque leo una página de una mujer que escribe sobre sexo...
- Lo mejor de todo, puedo usar o no perfume y puedo dejarme o no la barba, todo dependiendo de mi estado de ánimo.

Lo cierto es que me siento bien y se me ocurre que podría usar sus consejos para explorar la retoma de antiguas "plazas" perdidas en anteriores batallas amorosas ;-)

Respecto a mi situación laboral, le cuento mi estimada Dra. Candela que mi jefe es un bastardo maloliente a quien debería darle un ataque de diarrea de mojones duros en una noche lluviosa y lejos de su casa o de cualquier sanitario. Ahora he decidido emprender mi propio negocio y aunque también soy medio bastardo, pues si no me soporto a mi mismo, renuncio y zuás, se acabó.

Por cierto que no voy a mencionarle jamás de vuestra encantadora existencia, eso sería premiarle por ser la basura que es.

Sea como sea, sólo gracias a vuestro anterior post mi vida cambió para mejor y eso significa que estaré eternamente agradecido y si de algo sirve, si alguna vez decide experimentar, sólo avíseme, tal vez pueda darle mis propios consejos. :-)

--- o ---

He reído a mares como no te imaginas, leyéndote y escribiendo lo anterior. Gracias, ha sido un buen inicio para mi día (aquí llueve a cántaros).

Saludos desde Venezuela :-)

3rn3st0 4 de septiembre de 2009, 19:25  

PD: No comprendo eso de: "Estás clavao en la foto, Ernesto ;-)". :-)

*** ~~........ALEJANDRA........~~*** 4 de septiembre de 2009, 19:29  

JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA,....GENIAL , SI LA MUJER DE ERNESTO ES LISTA NO VOLVERA CON EL ....¡¡ POR DIOS OTRA VEZ NO !!! SE DEDICARA A HACER LO MISMO QUE TU LE SUGIERES PERO CON OTROOOOSSSSSSSSSS............

Alury 4 de septiembre de 2009, 20:05  

jajjajajajajja... muy buen post!!!!

La verdad es que diste en el clavo con la mujer, ¡así no hay quien se resista! XD

More 4 de septiembre de 2009, 21:11  

jajaja, buenos consejos creo que"clavao" significa que el de la foto es igualito a ti Ernesto.
Saludos Candela, magnífico el post.

Candela 4 de septiembre de 2009, 21:36  

Anna: Lo tuyo cuando quieras. Estoy por incluir una sección "consejos a mis fantasmas". Pregunta, cariño, pregunta ;-)

Nana: A juzgar por lo que ha comentado, no lo veo yo a Ernesto arrastrándose, no...

Eo: Pide, querida fantasma, y tus consejos serán publicados.

Neo: Espero que le sirvan para lo que el quiera, que no tengo yo muy claro si será recuperar a su mujer ;-)

Alejandra: Pues no sé, creo que Ernesto no se quiere afeitar la barba, y ese era uno de los "porqué no...".

Alury: Gracias, fantasma.

More: Bienvenido, fantasma novato. Sí, tienes toda la razón. Debe ser un modismo de por aquí. Pero sí, es que encontré un dibujo que es igualito a tí, Ernesto.

Besos a todos, chicos.

Candela 4 de septiembre de 2009, 21:39  

Fantasma Ernesto: Muchas gracias a ti. Lo he pasado muy bien. Creo que el mejor rato que he pasado con un hombre en mucho tiempo :-P

Muchos besos, guapo.

Moira 4 de septiembre de 2009, 22:40  

Gracias Candela y Ernesto por hacerme reir tanto. Me habéis alegrado el día.

Besos.

zayi 5 de septiembre de 2009, 2:07  

la tengo!!!
Rosas para la ex ( a mi me van más los bombones)
y Dom Pérignon para el jefe...
Besitos.
Buen fin de semana!

Candela 5 de septiembre de 2009, 12:45  

Zayi: Me da a mí que Ernesto, tras recapacitar profundamente acerca de su situación actual, regala las rosas a una chica nueva y se toman el don Perignon juntos mientras le aplica la guía de seducción a ver si cae. Si es que os llevo por el mal camino ;-)

Besitos y buen finde a tí también.

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP