Modelos de (Parte 1)

>>  jueves, 11 de junio de 2009

Ana y Pepe:

- Pues mi marido es un buen amante.
- Y yo no tengo el más mínimo interés en corroborarlo.
- No entiendo porqué te pones así, no te tocaría si tú no quieres.
- Por supuesto, porque no compartiré cama ni amante con él.
- Qué pasa, no te fías de mí?
- Y si te digo que no me va la peli? Oye, qué te parecería quedar tú y yo a solas?
- Pero, por quien me tomas?
- Pregunta comprometida donde las haya.
- Yo no sería nunca infiel a mi marido.

Mónica y Esther:

- Habéis deseado alguna vez alguien que no fuera ella? Os lo haríais con otra persona?
Mónica y Esther llevan juntas desde niñas. No, no han estado con nadie más. Hay preguntas que necesitan sus prolegómenos. Esta es una de ellas. En condiciones normales, si yo quiero una respuesta sincera a esa pregunta, no quedaría con los dos miembros de la pareja, sino con uno de ellos, no preguntaría por otra persona en general, sino que me acercaría, provocaría una situación confusa, y preguntaría si se lo haría conmigo. Y no escucharía sus palabras, porque la respuesta de esta pregunta, así formulada, la dan los labios, que se humedecen, la pupila, que se dilata, los pezones, que se ponen erectos, y las mejillas, que se enrojecen. O no, claro.
- Pues, bueno, llevamos muchos años juntas. Quizás alguna vez lo hemos pensado. Pero eso no cabe en nuestra relación. Somos fieles, la una con la otra y nadie más. Al menos, hasta hoy, ha sido así. Mañana… quién sabe mañana.

Juan y Carlos:

- Me voy a casar, amor, te lo he dicho?
- Con la chica con la que te has morreado en la barra.
- No, cariño, esa es una amiga, con mi Carlos de mi corazón.
- Ah.
- Es que yo soy bisexual, no te lo había dicho?
- Además de puta, querías decir, no?
- Cómo eres, cariño. Pues, eso, que como yo soy así como dices tú, pues mi Carlos y yo lo tenemos muy clarito. Cada cual que haga lo que le salga del cuerpo, con discreción, y aquí paz y después gloria.
- Sí, a gloria ya la he visto. Y tu Carlos, ve a alguien?
- Pues, no tengo ni idea, que en eso consiste lo que te estoy contando. Bueno, yo le conozco un amigo con el que queda de vez en cuando, iran al cine, mi niña.



Continuará, por supuesto, una entrada es demasiado poco para la gran diversidad de relaciones que las personas somos capaces de establecer.
Es la tuya alguna de estas, querido fantasma?

8 comentarios :

Susy antes Sandra ,  12 de junio de 2009, 1:50  

Mi niña preciosa:

Me has provocado una sonrisa... me sentí aludida... te estás riendo de mí o qué? ja, ja, ja... eso desde hace mucho...

Podría ser puta... pero no soy hombre, ni bisexual... mujer y me encantan las mujeres y los senos y las curvas, y...

Besos, besos y besos... y mis mejillas si están enrojecidas ahorita...

Candela 12 de junio de 2009, 8:27  

Hola guapa. Ya te echaba yo de menos.
A tu pregunta... es lo que tiene el sentirse aludido, que es algo totalmente subjetivo. También podría explicarte que cada cual lee/entiende lo que quiere leer, pero eso ya lo sabes, no? :-P
Besitos.

bodydulce 12 de junio de 2009, 9:58  

¿Puedo pedir el comodín del público?
xD

Candela 12 de junio de 2009, 13:22  

Dulce, puedes pedir lo que quieras, corazón.

Pero mejor píde llamar al amigo, y me llamas a mí.

Besos, cielo.

fiorella 12 de junio de 2009, 16:42  

Es muy diverso el mundo,muy cierto.Lo que importa, creo yo, es no herir al otro donde sabemos que puede serlo, evitar daños colaterales innecesarios. Un beso

Candela 12 de junio de 2009, 22:11  

Tienes razón Fiorella.
Vivir usando el sentido común.

Beos, guapa.

Diamonique ,  13 de junio de 2009, 13:53  

Gracias por el post! Es la primera vez que dedican uno y me ha encantado :)

Yo creo que lo mejor que te puede pasar es tener la oportunidad de vivir diferentes relaciones para ser capaz de decidir después de un tiempo con cual de ellas te quedas y cuáles no repetirías y también y muy importante qué cosas has vivido que te hicieron sufrir para no cometer el error de hacérselo pasar mal a otra persona... pero a veces es difícil ser tan racional!!

Besos guapa

Candela 13 de junio de 2009, 14:42  

Diamonique: De nada, niña.

Es imprescidible intentarlo.

Y aceptar de antemano que, si te metes en una relación, tanto tú como la persona amada antes o después sufriréis.

Siendo realistas, usando la experiencia para mejorar tu vida y la de las personas que te importan, es posible alcanzar algo parecido a la felicidad. Llamémoslo mejor, un equilibrio.

Besos.

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP