Mis sábanas

>>  viernes, 26 de junio de 2009


Mis sábanas, esta mañana, huelen a lavanda, a limon, a limpio y a espera.

Mis sábanas me conocen bien. Alguna vez han olido a miedo. Han conocido el áspero olor de la soledad. También han reído conmigo, porque la risa huele a sol y a esperanza, y han olido a ti que reías conmigo, porque la risa huele mejor compartida.

Olieron a ti, y también a ti, y también a mí, y entonces, al cerrar los ojos, era como si tú, y también tú me murmuráseis en sueños porque la vigilia no da para confidencias, y la noche y la desnudez invitan al arrullo.

Otras veces olieron a sexo, entonces no las mudé, como mandan las buenas costumbres, porque a mí las costumbres que me gustan son las que me conmueven, y nada me conmueve más que oler tu sexo, mezclado con el mío, y revivir el momento en que jugábamos a hacerlos uno.

También olieron a libertad, que suele ser el olor que me abraza, porque me gusta que me acaricie y me haga sentir viva, viva dentro del sueño, viva justo cuando el sueño se hace dueño de mí, y me abandono a él como me abandono a ti, porqué también tus caricias me recuerdan que existo.

Y alargo el momento entre el sueño y la vigilia, para olerte, para olerme, para que poco a poco la realidad vaya quedando lejos, y, solo queden, mis sábanas, su olor, y yo.


Besos, queridos fantasmas.

9 comentarios :

Jonathan S ,  26 de junio de 2009, 22:10  

Hola Candela,
he llegado de rebote a tu universo de fantasmas y encuentro y me encuentro en "tus sábanas".
Escribes emocionante y sin pensarlo has descrito mis sábanas también. Tus palabras me han hecho muy feliz, cerca de la lágrima
Besitos

Candela 26 de junio de 2009, 23:46  

Gracias, Jonathan.

Son tus palabras las que me hacen feliz a mí.

Bienvenido.

Y muchos besitos.

sandra ,  27 de junio de 2009, 4:29  

Olores y sábanas, palabras sugerentes y deliciosas

me quedo pensando ¿cuál será el aroma del miedo?

el sexo es una excelente y prioritaria herramienta en ese constante deseo de fundirse con el otro... pero pienso que hay muchas más y conmueven...

un besito, preciosa niña, y espero que estés pasando muy bien tu viernes...

hasta pronto

Candela 27 de junio de 2009, 11:44  

Besos sandra.

Mis sábanas ahora huelen a viernes.

Paulie ,  27 de junio de 2009, 12:52  

No hay espacio mas íntimo que el que existe entre tú y tus sábanas ( y las mías, y las de ella, y las de él...).
Como las tuyas las mías han olido a soledad sola y acompañada, a sexo ídem características, a lágrimas, a risas, a miedo e insomnio, a breve paz, a sueños y a recuerdos...

Besos cielo.

Candela 27 de junio de 2009, 13:31  

Un día iré a oler las tuyas.

Besos, guapa.

Anónimo ,  24 de diciembre de 2009, 4:58  

Sabanas blancas revoltosas, que se enredan entre tú y ella entre ella y yo
Sabanas que me envuelven y me trastornan el pensamiento, que me embragan el alma y
Roban el aliento, sabanas que sin más se hunden en el viento y me llevan por el tiempo sin notar que este pase.

Me deleito en tu desnudes y avanzo como flecha hasta penetrar bien dentro, bañándote todo tu interior sin que notes un esfuerzo. Sofocado de ti no descanso y vuelvo y mas y mas………..y No basta!, por que para si te tengo bien adentro.

Pienza en mi por que esta noche mis sabanas son las tullas y ellas las tendió.

Ferchuline 27 de marzo de 2010, 22:27  

Tus palabras encierran todo lo que me hubiera gustado escribirle, cuanta nostalgia.

Nunca sere lo suficientemente buena.

Besos

Candela 28 de marzo de 2010, 1:11  

Hola, Ferchuline.

Si te puedo dar un consejo, sería mejor que te esforzaras en ser lo bastante mala.

Besos.

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP