No te conozco

>>  jueves, 28 de enero de 2010


No te conozco.
No sé qué te gusta desayunar, siquiera si te gusta desayunar.
No sé si has estado enamorada, alguna vez, muchas veces, quizás nunca.
No sé si tienes miedo a la oscuridad, miedo a la soledad, miedo al mar, o miedo al mundo. O, si alguna vez tuviste miedo.

Si te gusta lo que ves cuando te miras. Si te gusta tan poco que no te miras. O te gustas tanto, tanto, que no cabe nadie más en tu universo de yo.
Si tus manos se hicieron suaves de tocar. Si lo son, porque, vírgenes, no las tocaron nunca.
Si te levantas feliz o triste, o malhumorada, o desesperada, o torpe, o idiota. O, algunos días, ni siquiera te levantas.

Sólo sé que hoy te amé.
Sé que, durante unas horas, te conocí.
Besé tus besos, que, ahora sé, sabían a ti.
Olían a ti tus manos, y eran suaves cuando me tocaban. Eran suaves para mí.
Olí tu cuerpo. Olía a nuevo y a distinto, como todo lo que se huele por primera vez.
Mordí tus curvas.
Y te oí gemir para mí.

No te conozco.
Sólo sé, de ti, que hoy te amé.

Read more...

Cómo dice un blogger...

>>  martes, 26 de enero de 2010


1. Espera, me cambio.
BL: Dame unos minutos que me actualizo el avatar.

1. Si tú haces esto por mí, te devolveré el favor.
BL: Intercambiemos enlaces.

2. Me parece que hay mucho tráfico.
BL: Creo que estoy obteniendo unos altos resultados en el Google Analytics.

3. No hay forma de encontrar las llaves.
BL: El motor de búsqueda se me ha quedado bloqueado.

4. Me gustaría salir contigo.
BL: Me hago seguidor, te parece?

5. Esto no hay quién lo entienda.
BL: Creo que el código está encriptado.


Se os ocurren más, queridos fantamas?

Read more...

Fidelidades e infidelidades

>>  domingo, 24 de enero de 2010


Para mí, la infidelidad es la mentira. Y la fidelidad, es un compromiso al que llegan dos personas, en la que ellos mismos definen las reglas.
Evidente? No, no lo creo.

Para mí la fidelidad es la sinceridad. Y el concepto de pareja pasa por mantener tu identidad como persona y tus libertades, todas las que necesites mantener para sentirte bien, incluída la sexual. Así, la otra persona debe aceptar tu libertad igual que tú aceptas la suya. Quizás su libertad esté definida en otros términos. Quizás no sea importante para ella la sexual. Todos somos diferentes. Si queremos a alguien, debemos, por supuesto, respetar su diferencia. Su esencia. Lo que le hace ser quién es.

En el caso específico de la libertad sexual, eso quiere decir que, en algún momento puede pasar que, tú o tu pareja, tengáis una relación sexual con una tercera o terceras personas.

Puede parecer contradictorio, puede parecer que esa forma de entender la pareja está en contra de la pareja misma. Sí puede parecerlo.

Creo que ha llegado el momento de contrastar mi forma de pensar con mi experiencia:
En una encuesta realizada a pie de cama, un buen lugar para sincerarse, he preguntado a todas mis parejas, ya hayan sido sexuales o sentimentales, o ambas cosas, si han sido infieles alguna vez.
Como no era cuestión de marear a la chica con una larga explicación acerca de las acepciones de la fidelidad, lanzaba la pregunta a bocajarro. Porque, la infidelidad está clara, muy clara, es la acepción de fidelidad la que yo discuto.

Asombrosamente, la conversación con todas ellas trascurrió de igual manera:
- Has sido infiel alguna vez?
- Sí, y tú?
- No.
- No te creo.
- Es normal. Supongo que ese es el problema, verdad? Que las personas mienten.
- No te entiendo.
- Desgraciadamente, yo a ti sí.


Y vosotros, queridos fantasmas, qué pensáis?

Read more...

Cuando me pongo a pensar

>>  jueves, 21 de enero de 2010


Pienso que, en algún momento de la niñez, todos hemos recibido un golpe en la cabeza.
Yo creo que debe ser una especie de ceremonia de paso a madurez, algo tribal y antiguo. Y muy secreto, porque no conozco a nadie que recuerde su golpe en la cabeza. Os preguntaréis porqué pienso esto, ¿verdad?
Pues, está claro: todos los niños que conozco son inteligentes. Y no es que los padres lo digan, que podría ser, es que, normalmente, son bastante más inteligentes que sus padres.
Esto me lleva a la segunda parte del razonamiento: La mayoría de los adultos que conozco son estúpidos.
Partiendo de que, es imprescindible el paso por la niñez para ser adulto, en algún momento de todo el proceso de crecimiento se fastidió el CI del embrión de adulto, para nunca recuperarse.
Como, evidentemente, hay adultos más estúpidos que otros, no hay más que ver un rato un programa del corazón para encontrar algunos ejemplos, creo que estos, simplemente, entraron con más ímpetu en su edad adulta. O sea, el golpe en la cabeza correspondiente debió ser algo más fuerte que el que nos dieron al resto.

El vuestro, ¿cómo fue, queridos fantamas?

Read more...

Una fantasía

>>  martes, 19 de enero de 2010


Es toda una señora.
Elegante. Guapa. Exquisito su gusto para vestir. Exquisitos sus modales. Inteligente. Fuerte. Una mirada franca. Una voz evocadora.
Tiene un puesto de poder.

Hoy estuve reunida con ella. Reunión de trabajo. Nada más verme, se acercó a mí. Nos saludamos.
Para ser exacta, no se acercó: me tomó de la cintura y pegó todo su cuerpo a mí.
Yo intentaba no ser consciente de su pecho rozando el mío, de su vientre en mi cadera, de su perfume, que me envolvía.
Intentaba no serlo, pero, no hay conciencia más clara que cuando se quiere prescindir de ella.

Le dije que me gustaba. Que era una suerte haber coincidido con una mujer como ella. Que la llamaría una tarde de estas.
Ella me dijo que por supuesto. Que le parecía genial.

Ella es una mujer estupenda, hetero y casada, y yo una mujer lesbiana que se hace fantasías acerca de un imposible.
O no?

Qué pensáis, queridos fantasmas?

Read more...

Un mundo mejor

>>  domingo, 17 de enero de 2010


Me gusta la idea de la que parte la película “Cadena de favores”.
Haces un favor a un número determinado de personas de forma altruista, con el fin de conseguir un clima propicio al altruismo, lo que viene siendo un altruismo contagioso, a ver si el mundo se convierte en un lugar mejor.
Pues bien, he decidido que eso es lo que yo quiero hacer.
Quiero hacer del mundo un lugar mejor.
Un lugar en que las personas sean más generosas, en que las personas se quieran, en que las personas amen a las personas.
Por mi parte, llevo algunos años amando a las personas de forma libre y desinteresada.
El día en que, de forma espontánea, una mujer espectacular, morena, ojos negros, con cuerpo para el pecado y mirada inocente me ame de esa misma forma, consideraré, queridos todos, que, el mundo es, ciertamente, un lugar mejor.
Mucho mejor.

Besos, queridos fantasmas ;-).


Nota: Una, o dos, o tres. Vamos, que no tengo manías con eso de los números.

Read more...

Momentos contigo

>>  viernes, 15 de enero de 2010


No.
No te separes de mí.
Que este momento sea largo. Muy largo.
Que no haya más. Nada más. Nadie más.
Que no necesite palabras. Que no necesite, siquiera, silencios.
Que la monotonía no alcance a tocar este momento.
Perfecto.
Como sólo pueden ser los momentos que no son verdad.
O los momentos, contigo.

Read more...

La casualidad

>>  miércoles, 13 de enero de 2010


- Lo mío con las mujeres comenzó un día, con una amiga, de forma casual.
- Querrás decir que no fuiste tú quien lo buscaste.
- Eso es casual, no?
- No. Casual es contagiarse de la gripe o que te salga un grano. También es pillar una falda de cuero superbarata e ideal en las rebajas, pero, en fin, no nos desviemos.
- Entonces no crees que pudiera ser fortuito?.
- Pues no. Si no lo provocaste tú, lo provocó ella. O, si no, las dos. Las cosas no pasan, las hacemos pasar.
- Estás segura?
- Verás, yo soy de las que provoca que las cosas pasen. Posiblemente, tú seas de las que prefiere dejarse llevar.
- .
- .
- .
- .
- mmmm. Interesante.


Personalmente, creo que le interesaban más mis tetas que mis palabras. Pero… quién sabe.

Read more...

Confesiones de una chica mala

>>  domingo, 10 de enero de 2010


Sí, soy una chica mala.
Quiero, me quieren. Debería ser suficiente. O no?
Al menos lo es para la mayoría de la gente. O eso es quizás una gran mentira?
Culpabilidad. Eso siento.
Cuando amo, porque una parte de mí, la más anárquica de todas ellas, se niega a darse por completo.
Cuando follo con alguna otra. A pesar de amar, o, precisamente, porque amo.
Cuando no follo con alguna otra. Porque, esa parte de mí, desea hacerlo.

Alguna vez me obligué a mí misma a tener ese sexo. Sexo asèptico y mecánico. Sexo libertador y esclavo. Sexo extraño aunque extrañamente acostumbrado.

Una forma de reivindicación? Una vávula de escape? Quiero sentir que soy distinta?

Quizás, la respuesta es que soy igual a todos, demasiado igual.

Quizás, esa respuesta no me guste demasiado.

Read more...

Hibernando

>>  viernes, 8 de enero de 2010


Este invierno está siendo inusualmente frío. La verdad, entran ganas de caldito y mesa camilla. O de mantita en el sofá y de ver 3 pelis seguidas. O de leerse un buen libro de una sentada. A que echáis algo en falta? Y yo.

Me temo que se me ha congelado la líbido. Y, por los síntomas que me veo, o para ser más exacta, por los que me faltan, me temo que esto durará hasta primavera.

Seamos positivos, no todo está perdido. A ver, puedo disfrutar de cosas que, en condiciones normales, me está vedadas.

Por ejemplo:
1. Puedo ir a tomar un café con una chica sin andar todo el tiempo pensando en la mejor manera de llevármela a la cama
2. Puedo escuchar lo que me diga esa chica. Y puedo, incluso, disfrutar de la conversación.
3. Una vez descubiertos los placeres de la comunicación, puedo, incluso, charlar con un chico.
4. Puedo andar por la calle, caso que me atreva a hacerlo, dado el frío que hace, pensando en lo que voy a hacer, y no en qué andan poniéndose las mujeres hoy en día, que están todas tan estupendas.
5. Puedo ver una peli y fijarme en la actuación de los hombres, que normalmente me son invisibles.

Pues eso, a deleitarme con estos pequeños placeres, que me queda apenas un mes para que mis hormonas, todas ellas, se despierten.

Cómo lo lleváis vosotros, queridos fantasmas? Estáis hibernando como yo?

Read more...

La confianza


¿Cómo estar segura de que la persona que tienes delante es quien dice ser?
Muchas veces antes pasó que me engañaron. Sobretodo en mis relaciones.
La conclusión que saqué, después de mucho pensar, fue que el problema es que la gente tiene una visión bastante positiva de sí misma.
Así, cuando te cuenta que es maravillosa, te está diciendo su verdad. Puede ser bastante grande el contraste con tu verdad.
Luego, si surge el conflicto, se oye: “no me has interpretado correctamente”, “no es como tú lo ves” o “ponte en mi lugar”.
Un día, y ese día cambió todo para mí, me di cuenta de que no me apetecía ponerme en el lugar de nadie, interpretar y volver a interpretar lo que yo ya tenía interpretado.
Ese día decidí que el sexo no necesita de todos esos acuerdos para resultar una experiencia agradable.
Algunas veces, lo pienso.
Creo que nuestras vivencias nos van dejando cicatrices, más a menos visibles, y éstas nos determinan.
Me temo que una de mis cicatrices, de las que tengo cerca del corazón, debió matar la confianza.

Creo que la mató para siempre.

Read more...

Síndrome del año nuevo

>>  martes, 5 de enero de 2010




Desde que puedo recordar, todos los años nuevos, me pongo triste.

Me pone triste la fiesta en sí, que siempre me ha parecido vacía. Me parece absurdo que haya que vestirse de verano en pleno invierno. Que la gente vaya borracha. Que la gente se empeñe en celebrar que algo termina y algo empieza, cuando no empieza sino otro día, no termina sino otro día. Lo único que realmente ha pasado es eso, y que hemos arrancado una hoja más al calendario que seguimos la mayor parte de la población mundial. Interesante, al menos nos hemos puesto de acuerdo en algo.

También me ponen triste los balances. Intento no hacerlos, porque no me gustan las imposiciones (la tradición manda), y yo, basta que me digan que hay que hacer algo, para que me entren unas ganas irrefrenables de no hacerlo, y se me ocurran unas justificaciones de lo más convincentes.

He buscado por internet. Parece que hay un “síndrome del año nuevo”. Debe ser eso lo que me pasa a mí.

Lo plasmó estupendamente Carmen Rigalt en El Mundo. Os invito a leerlo.

Queridos fantasmas, también sufrís el síndrome del año nuevo, como yo?

Muchos besos.

Read more...

La máscara

>>  lunes, 4 de enero de 2010


Algunas personas ven la vida a través de un agujero pequeño.
Esa pequeña vida tiene sólo pequeñas cosas.

Tienen trabajos que nunca les llevarán a ninguna parte. De un pequeño trabajo a otro. Sin profesión definida. Sin profesión decidida. Lo que va saliendo, dicen. Lo que va saliendo porque el único presente es la supervivencia. El único futuro es el siguiente asidero. La siguiente oportunidad de sobrevivir. Y después, la siguiente.

También las personas que entran en su vida son como pequeñas burbujas de aire. Muy pequeñas. Porque el miedo es un compañero cruel. Y, la seguridad, una amante egoísta.

Viven su vida como un invitado, que llega a casa ajena y no se quita siquiera la chaqueta. Si, algún día, tuviera el suficiente valor como para quitársela, de todas formas, no sabría dónde ponerla. Tampoco sabría que hacer de sí mismo una vez sin chaqueta.

Es posible que mueran de vejez y aburrimiento, sin haber sido conscientes, una gran suerte, de su propia infelicidad.

Read more...
Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP