La confianza

>>  viernes, 8 de enero de 2010


¿Cómo estar segura de que la persona que tienes delante es quien dice ser?
Muchas veces antes pasó que me engañaron. Sobretodo en mis relaciones.
La conclusión que saqué, después de mucho pensar, fue que el problema es que la gente tiene una visión bastante positiva de sí misma.
Así, cuando te cuenta que es maravillosa, te está diciendo su verdad. Puede ser bastante grande el contraste con tu verdad.
Luego, si surge el conflicto, se oye: “no me has interpretado correctamente”, “no es como tú lo ves” o “ponte en mi lugar”.
Un día, y ese día cambió todo para mí, me di cuenta de que no me apetecía ponerme en el lugar de nadie, interpretar y volver a interpretar lo que yo ya tenía interpretado.
Ese día decidí que el sexo no necesita de todos esos acuerdos para resultar una experiencia agradable.
Algunas veces, lo pienso.
Creo que nuestras vivencias nos van dejando cicatrices, más a menos visibles, y éstas nos determinan.
Me temo que una de mis cicatrices, de las que tengo cerca del corazón, debió matar la confianza.

Creo que la mató para siempre.

5 comentarios :

El Traste Nº 27 8 de enero de 2010, 15:29  

Desgraciadamente, en el mundo que vivimos hoy en dia, todo está cubierto por una más o menos gruesa capa de mentiras.
La mentira, mal que nos pese, es necesaria. Hay veces que no quieres hacer mal a alguien y sueltas esa mentira piadosa... ¿La mejor solución? Decir solo una parte de verdad.
Me permito recordarte un viejo refrán: "Los amigos se cuentan con los dedos de una mano" Y esos cinco, o incluso menos, son los que merecen plena confianza.

Joseba Morales 8 de enero de 2010, 20:57  

Somos el resultado de nuestras vidas, eso es inevitable y no condenable. Lo que sí veo bastante condenable es el no tratar de curar de verdad, no ya las cicatrices porque ni a eso han llegado, sino las heridas. Y usarlas para excusar ciertos miedos y traumas que no son más que cobardía. Miedo al dolor de la cicatrización.

Yo no llego a juzgar verdades y perspectivas. No me llevo por discursos más o menos currados. Simplemente espero y que los hechos hablen. Ahí no hay mentira o versión que valga... Si al final esos hechos no son lo que yo creo que deberían ser pues punto pelota.

U_U será que me da pereza andar pillando mentiras...

Un besote¡¡¡^^

Javier 9 de enero de 2010, 0:18  

No creo que tu confianza esté muerta, sólo herida y espero que sea superficial.
Un beso

Euria 9 de enero de 2010, 10:26  

Vaya, ya somos dos....de momento. Un beso

Candela 12 de enero de 2010, 9:30  

Traste: Decir una parte de la verdad es realmente lo más sano. Sería genial que todo el mundo hiciera eso.

Joseba: Suele ser lo más sensato, esperar que los hechos hablen. El problema es que las personas te aseguran cosas (pej: "soy una persona sincera"), y, bueno, en mi caso, digo claramente que me trae a pairo lo que me digan, que yo ya lo veré.

Javier: Gracias. Pero me temo que asistí a su incineración hace ya unos tres años.

Euria: Te doy mi pésame.

Besitos, chicos.

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP