Orgullo 2010 en SEVILLA

>>  domingo, 27 de junio de 2010



Ayer estuve, por supuesto, en la gran fiesta del orgullo de Sevilla.
Fue increíble. Es la segunda que se celebra. Una gran diferencia con respecto a la del año pasado.
La gente, que el año pasado salía un poco así, como de tapadillo, “no se vaya a notar que soy gay”, este año, parece que el lema era, “a la mierda, SOY GAY”.
Un ambientazo impresionante, todo el mundo de buen rollito, todo el mundo compartía lo que llevaba, te podías hacer fotos con quién quisieras, la gente disfrazada, no sólo en las carrozas, sino la gente de la calle.
Si esto es el segundo año, a saber cómo será el tercero.

ME ENCANTOOOOO!!!!!!!!

Os dejo unas foticos para que las disfrutéis.








Me regalaron unos condones. Se los dí a chiquitito, que, seguro, les iba a dar mejor uso que yo.



Os presento a un buen amigo, Curro (el de la bandera). Es diseñador de joyas y es un amor.




La chica que tod@s querríamos que nos esperase en nuestra cama.





Un bonito culo.



Lila.



Los guerreros de las pistolas de agua.



De marcha.



Os espero a todos el año que viene.

Muchos besos, queridos fantasmas.

Read more...

Las vidas de Ángela (2)

>>  viernes, 25 de junio de 2010



- Qué te parece el vestido?
- Cuál?
- Ángela, por favor, habías venido a echarme una mano, no?
- Sí. Perdona. Tu hija está horrible. Parece un merengue.
- Tía Ángela, vete a la mierda.
- Jolines, Ángela, ese es tu concepto de echarme una mano?
- Prefieres que te mienta?. Niña, creo que eso de la mierda es pecado decirlo, y lo sé porque lo digo mucho.

Ángela había cometido el error de ofrecerse a ayudar a su amiga Julia. La niña, Aitana, una prepúber insoportable, iba a hacer la comunión.

- Y no podemos pasar de toda la parafernalia e ir al grano? Hay un convento, por aquí cerca, que venden ostias.
- Ángela, no sé si eres la persona adecuada para aconsejarme en esto de la comunión.
- Que sí, mujer, ya verás. Quedará divina.

Semiescondida, en una de las calles por las que habían paseado hasta llegar a la tienda, Ángela había visto una sex shop. Siempre tuvo curiosidad, pero no la suficiente para entrar.

Recordó la despedida de Clara:

- El próximo día, el juguete lo traes tú.
- Qué juguete?
- No tengo manías.

Debería hacer una visita a esa sex shop.

- Julia, cariño, y si de camino a casa nos paramos un momento?, tengo que hacer unas compras.
- Qué necesitas?
- Unos zapatos. He visto unos maravillosos en la tienda de la esquina. Creo que no puedo vivir sin ellos.
- La última vez que me paré contigo a comprar unos zapatos, tardaste cinco tiendas, ocho dependientes, siete “son los zapatos de mi vida”, y dos “tal y como me han tratado, aquí no compro nada”, en salir escopetada de la última, y, por supuesto, sin nada.
- Tenía la regla, y ya sabes que me pongo tensa.
- Como ahora, no?. Mira, me parece que Aitana y yo nos vamos, que la tengo que dejar en la catequesis, y tú haces tus cosas. Nos vemos esta noche, para cenar, en mí casa. Ah, pídele a Raúl que no olvide traer las pelis.

Read more...

Las vidas de Ángela

>>  miércoles, 23 de junio de 2010



- No vas a…
- Voy.
- Y si yo grito, por ejemplo?
- Prueba.

No era la primera vez que Ángela se encontraba en esa disyuntiva. Nunca, hasta ese momento, quiso probar el límite. Al menos, ese límite.

- Sabes que nos pueden oír.
- Mejor.

Clara cogió el látigo. El mismo que había puesto sobre la cama, así, como sin querer. El mismo que había atrapado ya la curiosidad de Ángela, desde el momento en que entró en la habitación.






- Me gustan los juegos.

Decía Clara en su perfil. También fue la primera frase que dijo, cuando la conoció.
Quizás otra chica hubiera empezado por “hola”. Clara tenía una curiosa forma de ahorrar palabras.

- Hasta dónde quieres llegar?

Esa fue la segunda frase de Clara.

Ángela la miró, sopesando su respuesta. Los ojos verdes de clara, le retaban. Toda ella, era un reto.

Ángela pensó en las razones por las que había querido llamar a alguien como Clara.

“Si lo que buscas es sentirte viva, llámame”.

El mensaje se completaba con un teléfono. Curioso mensaje para colgarlo de una red de contactos.
No me puedo creer que deje su teléfono, esta chica debe estar loca. Por otro lado, quizás sea un poco de locura lo que necesito para mi vida. Un poco de vida, al fin y al cabo.

- Lo dejo en tus manos.

Fue la respuesta de Ángela a la pregunta de Clara. Le gustó, pensó Ángela. Porque sus ojos sonrieron, igual que su boca. Después de todo, debe estar acostumbrada a esto, digo yo.


…..


Queridos fantasmas, he decidido escribiros un relato. A ver cómo va saliendo, vale? Un gran beso de fantasma.

Read more...

Cecil y Paz

>>  martes, 22 de junio de 2010



Conocí a Paz en una reunión de una asociación de lesbianas a la que solía ir. Hace ya muchos años de esto. No sé porqué estos días pienso en ello. Debe ser la inminencia del día del orgullo que me hace recordar.

Paz, era mujer normal. Yo diría que atractiva. Sí, a mi me gustaba. Era, seguirá siendo, educada, trabajadora, con estudios. Su sonrisa, franca, era lo que más me gustaba de ella.

Tenía una pareja desde hacía años: Cecil. Ella, Cecil, era femenina, atractiva, con una bonita melena castaña rizada. Investigadora de profesión. Discreta. Al menos así la recuerdo.

Habían vivido juntas durante años, cuando yo conocí a Paz. Ella acudió a la asociación porque se sentía atrapada. Se sentía sola. No creo que la gente que conociera en esa asociación, ni tampoco yo, consiguiéramos nada más que distraer su atención un momento. Tampoco creo que ella buscara, realmente, solucionar sus problemas. Quizás sólo buscase un respiro.

Cecil quería a Paz. Paz quería a Cecil. Era, quizás, lo que más claro tenían ambas. A partir de este hecho, todo lo demás se vuelve muy complejo.

Cecil no se consideraba lesbiana. “Eres tú, Paz”, decía, “tú eres la lesbiana”. “Yo, te quiero, es cierto, pero yo no soy lesbiana. Un día aceptaré una cita, de uno de mis compañeros del laboratorio, me liaré con él, y dejaré de vivir contigo. Somos compañeras de piso. Eso es todo”.

“Llevamos ya muchos años juntas, Cecil. Nuestra vida es estupenda. Nos queremos. Nos apoyamos. A qué tienes miedo? Por qué quieres negar lo evidente”

Me contó Paz que Cecil no tenía sexo con ella. El sexo, entre ellas, consistía en que Cecil se dejase hacer y Paz hiciera. Y después, para Cecil, venía el arrepentimiento. El llanto. La negación.

“No soy lesbiana, Paz. No lo soy”.

Paz, ni siquiera podía desnudarse delante de ella. “No, Paz, por favor. Desnuda se hace demasiado evidente que eres una mujer.” “Cecil, SOY UNA MUJER”.

Hace muchos años que perdí el contacto con Paz. Creo que se compraron un piso juntas. Creo que seguirán juntas.


Espero que la vida te haya besado en la boca, querida amiga. Querida Paz.

Read more...

Limpieza de agenda

>>  martes, 15 de junio de 2010



Hay gente que, en esta época, limpia su armario. Yo, como desde que salí de él lo tengo todo muy limpio, he pensado que, lo que más falta me hacía era limpiar mi agenda.

Ya sabéis, MI AGENDA.

Como os conté en alguna entrada, en mi agenda, cada chica comienza su nombre por Ag. Lo que viene detrás es un nick, normalmente. Y, después del nick, si le sigue un "NO", si es que "no", y un "?" si es un "ya veremos", y si lo que le sigue al nick es un " ", o sea, nada, es un "pos yo creo que sí".

Puestos en antecedentes, procedamos a la limpieza:



- Ag lilu imbécil NO: Está claro. O conocí a Lilu, o hablé con ella. Lo suficiente como para saber que es imbécil. O sea, que no hubo polvo, y que tampoco es futurible, porque, si no le soporté una conversación, mucho menos un polvo. Dejémosla donde está.

- Ag morfina?: Complicado. No recuerdo quién es. Por tanto, tampoco recuerdo qué tipo de “conocimiento” tuve, si es que tuve. Si me gustó o no. Si repetiría o no. No me queda más remedio que llamarla. Todo es cuestión de saber encarar la situación, porque, el par de interrogantes que me suscita su entrada en mi agenda, merecen todo mi esfuerzo. Ya os contaré.

- Ag yogur: Ahhh, mi yogur. Encontró novia, os lo dije? Una pena. Aún sigo esperando hacer realidad unas cuantas fantasías con ella. Será cuestión de no perder el contacto. Las novias, es lo que tienen, no son tan fieles como yo.

- Ag maga NO: Si es no, es porque ya no. Estuvo bien mientras duró (supongo, porque a estas alturas de agenda la memoria me juega malas pasadas). Si, algún día, alguien me da este teléfono, sabré que ese alguien es maga. Será cuestión de intentar recordar porqué a su entrada de agenda le sigue un NO. O quedar con ella y averiguarlo en persona.



Sigo, que este trabajo tiene su complicación. Os tendré al tanto de mis avances, queridos fantamas.

Read more...

Descripciones

>>  miércoles, 9 de junio de 2010


Marta es una buena chica. Increiblemente buena, de hecho, teniendo en cuenta que, desde hace bastantes años, supera sus problemas de timidez con drogas y borracheras. Y los supera bastante a menudo.

Gabriela es una buena chica. Al menos, eso me pareció cuando no la conocí, porque, a Gabi, apenas la conocí. Casada, con un hijo, una vida, una mentira. Una gran mentira. No soy yo quién para juzgar mentiras ajenas. Quizás, en la mayoría de los casos, el aburrimiento y la mentira terminen yendo de la mano.

Mónica es una buena chica. Perdida. Hedonista. Atractiva. Frágil. La mentira de Mónica es su fingida fortaleza. No conozco ninguna fortaleza que no sea fingida.

Amara. Yo diría que Amara no es de las buenas. Yo diría que utiliza a la gente. Es posible que el pecado de Amara sea la transparencia. O, su virtud, quien sabe.




Y si jugamos a las descripciones, queridos fantasmas? Podría ser divertido. Adelante.

Read more...
Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP