Las vidas de Ángela

>>  miércoles, 23 de junio de 2010



- No vas a…
- Voy.
- Y si yo grito, por ejemplo?
- Prueba.

No era la primera vez que Ángela se encontraba en esa disyuntiva. Nunca, hasta ese momento, quiso probar el límite. Al menos, ese límite.

- Sabes que nos pueden oír.
- Mejor.

Clara cogió el látigo. El mismo que había puesto sobre la cama, así, como sin querer. El mismo que había atrapado ya la curiosidad de Ángela, desde el momento en que entró en la habitación.






- Me gustan los juegos.

Decía Clara en su perfil. También fue la primera frase que dijo, cuando la conoció.
Quizás otra chica hubiera empezado por “hola”. Clara tenía una curiosa forma de ahorrar palabras.

- Hasta dónde quieres llegar?

Esa fue la segunda frase de Clara.

Ángela la miró, sopesando su respuesta. Los ojos verdes de clara, le retaban. Toda ella, era un reto.

Ángela pensó en las razones por las que había querido llamar a alguien como Clara.

“Si lo que buscas es sentirte viva, llámame”.

El mensaje se completaba con un teléfono. Curioso mensaje para colgarlo de una red de contactos.
No me puedo creer que deje su teléfono, esta chica debe estar loca. Por otro lado, quizás sea un poco de locura lo que necesito para mi vida. Un poco de vida, al fin y al cabo.

- Lo dejo en tus manos.

Fue la respuesta de Ángela a la pregunta de Clara. Le gustó, pensó Ángela. Porque sus ojos sonrieron, igual que su boca. Después de todo, debe estar acostumbrada a esto, digo yo.


…..


Queridos fantasmas, he decidido escribiros un relato. A ver cómo va saliendo, vale? Un gran beso de fantasma.

4 comentarios :

Javier Sanz 24 de junio de 2010, 19:10  

Detrás de una red de contactos puede haber mentiras, sinceridad o una bocanada de aire fresco.

Un beso

Candela 24 de junio de 2010, 21:32  

Pues de momento te va saliendo bien... engancha y tiene su punto de intriga... alter ego.

Mariola 25 de junio de 2010, 3:07  

Ay, Candelita, leerte me evade de otras cosas... no veas cómo se ha liado hoy la cosa con dos profesoras, por culpa de un sistema de evaluación incoherente y antidemocrático...
Hasta el punto de entrar una tercera profesora, para decirme que las "evaluaciones no tienen por qué ser democráticas". No me jodas!!
Me recordó a la abuelita del anuncio de la fabada... ¿pero, Franco, está muerto? pues, síiii!! señora!! tieso como una mojama!!, aunque también podía haberle contestado: andaaa!! es usted antidemocrática??? y eso??

Vaya, una frase para los anales, pero no para los de la historia... para los otros.

Estoy cansada de hijas de puta... y no sé cómo coño me las apaño que siempre acabo en medio!

Menos mal que yo he terminado... si no, la llevaba clara con estas neonazis...

Lo que me queda son 2 exámenes aparte, que nos exigen para el nuevo Máster-CAP, un choriceo que dura el doble y cuesta el doble, pero bueno, a lo mejor me hago profe de secundaria y le doy clase a tus futuros hijos... :)

Besito
PD. Yo creo que Clara tiene las cosas tan claras como yo... que no tengo claro nada. Siempre estoy, ¿le pongo los cuernos, o no?, y en el caso de ponérselos... ¿con éste, o con aquél? en realidad no serían cuernos, pero bueno. Yo siempre le digo que es para desestresarme, es que estoy siempre taaaannn estresada...

Candela 27 de junio de 2010, 12:57  

Javier: Puede haber cualquier cosa. Puedo estar yo, por ejemplo ;-)


Candela: Espero tu crítica a las demás entregas. Besitos, alter ego.


Mariola: Gracias por hacer un hueco y pasarte por aquí. La verdad, tú eres un soplo de aire fresco para mí.

Besitos a todos, queridos fantasmas.

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP