Sólo sexo

>>  miércoles, 18 de agosto de 2010




Suele ser la premisa. La mía. La de alguna gente.

En qué momento deja de ser sólo sexo para convertirse en de todo menos sexo? Se puede evitar que eso pase? Realmente queremos hacerlo?

La parte sensible, esa que tenemos todos, que estuvo agazapada bajo de coartada de “sólo sexo”, de repente, un día, toma el control.

Ayer, una amiga, me contaba cómo se casó con un jamaicano. Estaba buenísimo, decía, un desastre de decisión, también decía, seis meses de matrimonio. Tenía que haberse quedado en un rollete de vacaciones, como debe ser.

Cuántas veces me he dicho a mí misma esas mismas palabras. Bueno, lo del jamaicano, nunca, más bien lo del desastre de decisión y lo de que mejor hubiera estado quedándose en rollete.

También, y es cierto, he vivido experiencias muy bonitas, con rolletes que pasaron a mayores.


Cómo lo véis queridos fantasmas? Que tal vuestras experiencias con vuestro rolletes?

Muchos besitos.

10 comentarios :

Neogeminis 18 de agosto de 2010, 14:42  

En general, las que pasaron a mayores fueron muy buenas experiencias. Me hicieron crecer.
Un abrazo.

Javier Sanz 18 de agosto de 2010, 18:30  

Los rolletes... rolletes son.
Creo que lo que pasa a mayores no nace como un rollete.

Un beso

La_Esperada 18 de agosto de 2010, 19:19  

Coincido con Javier Sanz: el origen es distinto.

Llámalo rigidez, pero normalmente una mujer que me gusta para rollo no me gusta para pareja y viceversa. Aunque no descarto la evolución de la preferencia, y alguna vez sucede, no suele ser el camino para mi.

Besos!

Ana 19 de agosto de 2010, 18:07  

Son tres los de la película. Nunca empecé con ellos pensando que sería. Con el primero: jóvenes inseparables. En algún momento empezó a procurarme. Mucha respiración esforzada, ese hombre excitado no era el tierno joven que yo conocía y lo apartaba. Pero me venció al humedecerme y por años respire a través de él.
El otro lo conocí un carnaval aquí en Panamá. Su olor a hombre me capturó. Su seguridad me deslumbró y esa camisa abierta estaba enloqueciéndome. ¡Que magnetismo sexual! . Accedí ir a su casa ¡wao!… si se nombra se hizo. Al despedirnos habló de vernos. Pensé que era cortesía pero allí estaba. Conocí: amor, pasión y la eternidad hecha dolor cuando fui traicionada.
El otro es mi esposo. Era amigo de mi hermano pero el trato entre nosotros era distante. Resuelta a terminar la U. estaba de receso de hombres…distraen. Tropecé con él y me invitó a un café, éramos conocidos casi amigos. Un café llevó a más.Le gusté como mujer, me gustó como hombre. Nunca pensé que ese café que accedí a tomar por cortesía me llevaría un 30 de julio al altar.

Carlos 20 de agosto de 2010, 10:12  

Cuando deja de ser sólo sexo, para ser otra cosa???? dificilisima pregunta.... supongo que justo en ese instante en el que prefieres que te de un cariñoso beso tras la oreja, en el que prefieres que sople en tus heridas a que te chupe en el sur del ombligo.

CaRaKoLiLLoS 21 de agosto de 2010, 20:41  

El problema está cuando esa parte sensible se activa en tan solo uno de los dos... No han sido muy buenas las experiencias en ese aspecto...

Romina 22 de agosto de 2010, 5:02  

uufff es muy complicado querer ponerle reglas a los sentimientos o a las relaciones... como yo se que eso de las reglas a mi no me va .... pues no me pongo muchas ajjaajaja siempre voy tanteando el terreno y decidiendo conforme tengo que hacerlo, por tanto me he equivocado y lloro y etc jaaj pero asumo que es parte del juego, toda decicion está a si vale la pena el tipo o no y si no vale y tengo ganas de solo jugar, pues juego...

saludos

Candela 28 de agosto de 2010, 12:16  

Neo: Parece que elegiste bien a tus rolletes, querida Neo.

Javier: A mi, a estas alturas, me ha pasado de todo ya, cariño.

Esperada: Llamaló evolución de preferencias o justificación de hecho consumado, e lo mimo.

Ana: Es interesante tu forma de contarlo. Aunque, me parece, que esta historia ganaría en interés con algunos capítulos más. Aunque, ya sabes que soy la voz del pecado.

CArlos: Bien contado. Estoy totalmente de acuerdo contigo.

Carakolillos: Sí, eso pasa. Pero, puede pasar siempre, aunque se haya empezado con la más seria y mejor de las intenciones. De hecho, en ninguna relación, una persona siente igual que la otra, por la sencilla razón de que todos somos diferentes.

Romina: Pues, oye, si te funciona, pues genial.

Muchos besos a todos, queridos fantasmas.

Ana 28 de agosto de 2010, 21:03  

Nena, ya las he escrito. Paralelo te escribo a tu correo.
El primero lo fue en todo. Su lengua hurgó mi boca con tiernos 14 años. Vivíamos cerca, temprano en la mañana preguntaba a mis hermanos -¿ donde está Ana? -y no me alcanzaba el tiempo para bajar a verlo. Por un tiempo ni siquiera sabíamos que estábamos enamorados. Me abrazaba y sentía sus huesos. Me negué todo lo que pude a ser suya-éramos muy jóvenes y si salgo embarazada pensaba-. Soy una mujer ahora, en retrospectiva, fue fuerte esa muchacha de 17 años que luchaba contra esa voz enamorada que suplicaba. De a poco como fue todo con él finalmente me entregué.
También le entregué:
El palpitar de mi corazón.
Su presencia en mis pensamientos.
El dolor de querer verlo.
La tristeza al despedirnos.
En un hotel barato la humedad calmó el ardor. Desnudos y desnudadas las almas nos sumergimos en el otro.
Me condenó para toda la eternidad cuando dijo- ”siempre que viva te amaré”- A veces pienso que hubiera sido preferible no amarnos como lo hicimos y así no sufrir. Pero no, no cambiaría nada…las tardes de domingos, la calma en sus brazos. No me importa una maldita mierda lo viviría todo de nuevo aún sabiendo que la luz del sol no brillaría después.
Tardé años en olvidarlo pero nunca ha estado completamente fuera de mi vida. Revivo los momentos cuando escribo. He ganado concursos con relatos y cuentos basados en esa experiencia. Escribo con el alma recreando como sentía todo hace 20 años. En un espacio robado al tiempo vuelvo a ser la chica que se estremecía al verlo.

ángel 14 de diciembre de 2011, 19:14  

Estoy descubriendo tu espacio y voy leyendo.
Gracias por compartir esta reflexión inquietante.

Saludos...

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP