La habitación en Roma

>>  jueves, 13 de mayo de 2010



Tenía muchas ganas de ver esta peli. Casi dos horas de cine con dos mujeres hermosas, en pelotas, es demasiado suculento como para pasarlo por alto.

Me sorprendió el carácter intimista del filme. De hecho, me sorprendió tanto que no me pareció realista. A ver, yo, si tengo la suerte de convencer a una pedazo de hembra, como la rusa, de que se venga conmigo a mi hotel, le hago de todo menos hablarle, si no es para cambiarla de postura.

Claro que, entonces, quizás estuviéramos hablando de otro tipo de cine.

Encontré varios detalles de realidad:

1. La forma en la que Alba seduce a la rusa. Los diálogos, muy buenos, la reacción de ambas, totalmente creíble.
2. La irrupción del recepcionista de hotel y la propuesta de unirse a la fiesta. Real como la vida misma.
3. Que la rusa le pidiera penetración con un juguete, ya que ella se siente hetero. Sí, de lo más real.
4. La sensación, que consigue perfectamente la peli, de que todo transcurre en un momento perdido del tiempo, más bien diría atemporal y por tanto eterno. No existe nada de eso, aunque a la vez, es lo más real que les ha pasado y perdurará siempre.

Los detalles que no me parecieron creíbles:

1. Pues que, como decía, demasiada charla y poco sexo.
2. Lo más increíble de todo, si una mujer nunca ha estado con otra (se supone que la rusa es novata), esa habilidad para hacer disfrutar a la otra es ciencia ficción. Todo en esta vida conlleva un aprendizaje.
3. Básico: Una mujer que no ha estado nunca con otra no se lanza a hacerle sexo oral. Y mucho menos si se piensa heterosexual. Ni de coña. Eso, si llega, será con paciencia y tiempo.

Hubiera hecho bastante mejor Julio Medem preguntando a Elena Anaya acerca de estos detallitos, que le restan credibilidad al film. Y digo a Elena porque queda totalmente claro que entiende mucho, mucho. Todo, vamos. De hecho, ya he encontrado una foto de ella con su novia en internet.

Muchos besos, queridos fantasmas.


Nota: No sé qué os pasa últimamente, chicos, pero me habláis muy poquito. Os echo de menos.

9 comentarios :

Neogeminis 13 de mayo de 2010, 13:34  

Desconocía la peli...me he hecho un panorama, claro! jejejee
un abrazo.

3rn3st0 14 de mayo de 2010, 0:46  

Sobre la película no opino, no la he visto y dificulto que llegue a verla a menos que me ponga a buscarla en alguna red de P2P, porque sinceramente veo muy difícil que la traigan a nuestras salas de cine aquí en Venezuela, donde lo único que se ve es cine comercial. Tal vez tenga suerte si por casualidad la veo en algún ateneo o cine club.

Sobre lo último que dices... ¿Será que no sólo elegidas de Safo te visitamos? ¿Será que quedamos como Adán el día de las madres para poder opinar?

Son sólo dos preguntas que me hice para responder la tuya.

Saludos desde Venezuela :-)

Xes 14 de mayo de 2010, 12:31  

Vi la peli y como siempre Medem me encanta.... es más en mi blog ya hablé sobre la peli, me encanta y si tienes razón sobre algunos detalles irrealistas pero sino fuera así no seria una peli aunque debo decir que se acerca mucho a la realidad y Elena Anaya lo borda me encanta aunque aconsejo verla en version original gana mucho más la peli.

Un abrazo y ya esperaba que escribieras sobre esto jodia bess

zayi 14 de mayo de 2010, 15:50  

Sabes que tengo unas ganas increibles de ver esa peli?...No sé, debe ser Brokeback mountain me dejó un sabor dulce en los labios y me hizo entender las cosas desde otra perspectiva. Ahora que sé las cosas que no suceden, la veré con más objetividad.
Besos.

Ferchuline 14 de mayo de 2010, 21:59  

Sin haber visto la peli, supongo que muchas mujeres gustan de otras mujeres tambien porque ademas de tener sexo tambien se puede charlar y hacer otras cosas..antes y despues de tenerlo, en cambio los hombres van enseguida al punto, a los bifes como se dice por aca jajaj no digo que no suceda con las mujeres tambien, pero creo que al principio, la atraccion primera tiene que ver con eso.
Y si era la primera vez de la rusa con mas razon aun, seguramente lo que la otra intentaba era que entrara en confianza, o tal vez no queria que fuera un encuentro de solo sexo y estaba construyendo algun vinculo mas fuerte, no se imaginooooo jajajajjaj

Besos Cande!

X 15 de mayo de 2010, 5:40  

Supongo que de sexo entre dos mujeres sabrás más tú que yo, pero no veo por qué no vas a hacer sexo oral a la primera. Quiero decir, no me parece que sea diferente a lo que sucede con el sexo heterosexual. Y conozco a muchos (yo, sin ir más lejos) que la primera vez ya usaron la lengua. Una vez has dado el paso de ir a follarte a una mujer, por muy mujer heterosexual que creas ser, a mí lo lógico me parece hacerlo. Igual tendrías que exigirlo más. :D

Diamonique 19 de mayo de 2010, 17:49  

¿Cómo se sabe si una mujer es lesbiana o no? ¿Cómo sabía que Elena era lesbiana por ejemplo?

Besotes!!

Candela 20 de mayo de 2010, 19:48  

Neo: Te la recomiendo, poco sexo, pero muy interesante.

Ernesto: Me ha gustado eso de Adan el día de las madres. He tardado un ratillo en entenderlo. Ciertamente, tengo la suerte de tener muchos chicos entre mis fantasmas.

Fer: Va a ser, va a ser. Creo que tú, querida fantasma, serías de las amantes que follaría una vez tras otra, temiendo el momento en que decidieras ponerte a charlar :-P

X: Un par de detallitos:
1. Hay un camino largo para definirse les. Que, de todas formas, no era la intención de la rusa, sólo era una atracción en un momento de su vida, y quedaría ahí. Una mujer que no se considera les no suele sentir deseo de hacerle sexo oral a otra. Debe ser cosa de educación, no lo sé. Pero, te certifico que es así (e, incluso, me las he encontrado les que tampoco les mola hacerselo a otra...).
2. No es cuestión de exigir, querido fantasma, es cuestión de lo que la otra persona esté cómoda con dar.

Diamonique: La experiencia es lo que nos hace darnos cuenta, en muchos casos. En el caso de la peli, fue una atracción sexual y ya está. Para eso no necesitas que ninguna persona sea heterosexual u homosexual. Supongo que es cuestión de hormonas (según el informe Kinsey, la mayoría de las personas tenemos un componente homosexual, y, supongo, a veces somos capaces de sorprendernos a nosotros mismos).

Muchos besos, queridos fantasmas.

Candela 20 de mayo de 2010, 22:49  

Vaya, olvidé comentar a algunos fantasmas:

Xes: Tienes razón, Elena Anaya lo borda. Claro que... llevaba un poco de ventaja ;-)
Me ha encantado lo de jodía.

Zayi: Si es lo que tengo yo, un puntito didáctico de lo más práctico. Voy a montar una ONG para la que quiera tomar clases de didáctica en persona :-P

Besitos, chicos.

Publicar un comentario

Mi mejor regalo, tus palabras.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP