Cántame un blues

>>  domingo, 26 de diciembre de 2010




Aprovechando las fechas que actualmente sufrimos, fui, muy bien acompañada, a un concierto de navidad.

Jazz, Blues, Soul… en fin, esas cosillas.

Yo permanecía sentada, expectante, empapándome de ambiente soul, y mirándoles las tetas a las mujeres. O sea, normal.

En un momento dado, por sorpresa, como suelen suceder estas cosas, se me acerca una chica. Me sonríe y me planta un par de inesperados besos.

- Tú no te acordarás.
- Lo siento.
- Soy Susana. Del trabajo.
- Ah, bien. Yo soy Candela.
- Sí, lo sé. Está bien que nos veamos aquí. Ya sabes, un sitio para divertirse.
- Claro (yo no sé a qué clase de sitios va Susana, pero yo, cuando voy a un sitio por gusto, suelo ir para divertirme).
- Bueno, hasta luego.

Susana. Sí, claro. Un día quedamos por internet. Trabaja en la Junta de Andalucía.

Yo, por mi trabajo, tengo bastante contacto con el gremio.

Quedamos, y nos tomamos juntas un café. Fue sólo un café. No recuerdo que me gustara demasiado. Debió ser por su cara redonda, como un chupa chup.

Susana iba vestida de forma curiosa. Llevaba una especie de túnica romana, con los brazos al aire y ceñida a la cintura, mediante un cinturón de cuero. Tiene una media melena caoba, muy rizada, y, la llevaba cardada a lo afro. La cara, muy pintada. Y con un aire de seguridad en sí misma curioso. Ah, la túnica dejaba algo muy claro, la gran cantidad de tetas que tiene. La verdad, me resultó extraño no haberlas visto antes. Creo que la visión de sus mofletes me distrajo de todo lo demás. Una pena, por cierto.

Una hora más tarde, entendí lo del disfraz de pecadora: se subió al escenario y entonó un blues. No lo hizo especialmente bien. Pero, por una extraña razón, su compañero de escenario no dejaba de hacer alusiones a lo que había subido la temperatura del ambiente cuando ella cantaba.

Sí, he de reconocer que le vi menos mofletes y más tetas. Supongo que es a lo que se refería el compañero.

Me quedé pensando en su saludo. No tenía porqué identificarse. Claro que, ella sospechaba que, si no lo hacía, yo no la hubiera reconocido.

Me quería dejar claro lo que me había perdido? Me estaba seduciendo? No sé.

Qué pensáis vosotros, queridos fantasmas?

Read more...

Felices fiestas

>>  viernes, 24 de diciembre de 2010




Mis queridos fantasmas, os deseo, a todos vosotros, unas bonitas fiestas, que estéis de vacaciones, y que hagáis, justo, lo que os apetezca.

Pensad en mí. Yo, pensaré en vosotros.


Muchos besos, queridos fantasmas.

Read more...

Mi vecino cabrón

>>  lunes, 20 de diciembre de 2010




Creo que nunca os he contado sobre mi vecino.

Afortunadamente, es vecino de pared, pero, pertenece al bloque de al lado. Con lo cual, le he visto la cara dos veces en mi vida.

Todo empezó justo cuando el vecino de abajo tuvo un crío. Un infierno de crio, por cierto. Toda la noche llorando. Sus padres, todo el tiempo dándole y dándose voces.

En los contados momentos en que no gritaba nadie, ponían la tele a todo lo que daba, sería por rellenar el silencio, que debía resultarles molesto. Claro que, también estaba la posibilidad de la tele, el niño, y los padres, todos al mismo tiempo.

Mi vecino cabrón, tomó la costumbre de darme porrazos en mi pared, cuando mi vecino de abajo, el de la orquesta, tenía función.

La verdad, a mi la orquesta, con tapones en los oídos, como duermo, llegaba incluso a ser una agradable nana. Lo que me sacaba de quicio eran los porrazos de mi vecino en la cabecera de mi cama.

Un día, el cabrón vino para echarme la bronca:
- Pones muy alta la tele. Y la radio.
- No tengo ni tele ni radio en mi habitación. Soy de la opinión de que las habitaciones están para dormir y para otras cosas, entre las que no contemplo ver la tele.
- El niño no para de llorar y de gritar.
- Ciertamente. El niño del vecino de abajo.

Ese mismo invierno, a las tres de la mañana, hacía una noche de esas de peli de miedo. Lluvia, viento. A esa misma hora, me despertaron lo que pensé que eran truenos, y lo que confirmé que eran unos golpes enormes de mi querido vecino de pared.

Me puse la bata. Me bajé al portal de su casa. Me presente en su puerta.
- Qué, nada mejor que hacer a esta hora? No te expliqué que no tengo tele, ni radio, ni niño llorón, ni leches?
- Bueno, pero, como no puedo darle golpes en su casa al vecino, porque no me pilla abajo, se los doy a la tuya.
- Ah. Y qué pretendes, que los transmita como si fuera yo un tam-tam? Mira, prueba a dejarme en paz, y, si tienes problemas con el vecino de abajo, vas y se lo dices. A mí, realmente, quien me molestas eres tú. A lo mejor te da miedo molestar al vecino de abajo porque es un tío, verdad? Tú tienes todos los papeles en regla, mohamed? Las leyes de este país son algo estrictas con ese tema. Creo que voy a enviarte a unos cuantos policías para que lo averiguen.

Después de esa charla, no volvió a golpear mi pared. A su mujer, no lo tengo tan claro. No me pareció normal que la señora se quedara a unos pasos detrás de él, sin abrir la boca siquiera, como si yo fuera radiactiva.

Me queda sólo una curiosidad. A ver, repasemos, el protestaba por:
- La tele.
- La radio.
- El niño llorón.
- Gritos (de hombre?? En mi habitación??)

Como se puede comprobar fácilmente, ninguna de esas cosas pasaba en mi habitación.

Pero… ni una sola palabra de protesta, ni un solo golpe de pared inoportuno, por un gemido más alto que otro, por un grito de gusto, que, en mi habitación, eso sí que pasa, afortunadamente. Misterios de la naturaleza humana, supongo.


Muchos besos, queridos fantasmas.

Read more...

Puestos a sumar

>>  jueves, 9 de diciembre de 2010


Un día, de pronto, tu sexo dejó de ser ajeno, para estar al alcance de mi mano, de mi boca, con solo pedirlo.

Podría parecer una ventaja. De hecho, lo es. También lo es la compañía, el cariño, la confianza.

Nada es gratis.

El precio fue la responsabilidad, la empatía, la negociación, la aceptación.

Puestos a sumar, cómo os salen a vosotros las cuentas?

1 + 1 = 1- (algo menos que uno);
1 + 1= 1+ (algo más que uno);
1 + 1= 2 (dos, algebra simple);
1 + 1= 2+ (algo más que dos);

Muchos besos, queridos fantamas.

Read more...
Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP