Silencio

>>  sábado, 31 de octubre de 2009



Sólo se oía el silencio. El silencio y tu respiración.

Apenas lo quebraba, apenas.

No parecía la misma boca que, un momento antes, había gemido, había gritado, había mordido, había besado.

Tu cuerpo dormía, como tu boca.

Tu cadera de mujer caía sobre mi cama. Siempre me gustaron tus caderas.

Me gusta apoyar mis dedos en tu cintura y dibujar tus formas. Me gusta cuando tu piel, aunque dormida, responde a mis dedos y se eriza, mientras tu cuerpo se pega a mí, y tu piel vuelve a ser parte de mí.

Sé que detrás de tus ojos cerrados, justo en medio de tu sueño, esta noche, habrá un lugar para mí.

Sé que, justo en medio de mi vigilia, esta noche, habrá un lugar para ti.

Read more...

Ni príncipes azules ni princesas encantadas

>>  miércoles, 28 de octubre de 2009



La quería. Sabía que la quería porque, algunas veces, la llamaba sólo para dormir. Sabía que la quería, porque, algunas veces, sentía una pequeña punzada de celos cuando pensaba en qué haría cuando no estuviera con ella.
No se lo había preguntado. No pensaba hacerlo.
Tampoco permitiría que Ella se lo preguntase.

Pensó que pasaría si Ella le dijese que la dejaba. Normalmente, si cualquier ella decía que la dejaba, o lo hacía en lugar de decirlo, un fastidio, grande o pequeño, según lo bien que follara la tránsfuga era la única huella que dejaba su partida.
Un fastidio y una pereza inmensa por llenar el hueco de la amante perdida.

Pensó que esta Ella dejaría bastante más, caso de irse. Eso la hizo sentirse vulnerable.

Siempre habría otra ella, de eso no tenía dudas.

Lo que dudaba bastante, es que alguna otra ella fuera como esa Ella que había sabido quererla, porque querer significa respetar, no juzgar ni querer cambiar.

Por eso, cree que quizás por eso, la quería.



Nota: El título de este post hace referencia a que, algunas veces las cosas no son como nos han enseñado que serían. Eso no significa que sean malas, significa que, quizás, la solución para nosotros pase por encontrar nuestro propio camino.

Read more...

Formas de decir NO

>>  domingo, 25 de octubre de 2009



-Claro, ya nos vemos.
-Te llamo, ¿Vale?
-Anda que no hay días...
-Pasó una apisonadora por encima de mi móvil y perdí mi agenda. Una pena, porque me moría de ganas de hablar contigo. Qué suerte que me vuelvas a llamar.
-Tengo de cosas que hacer…
-¿Cómo decías que te llamabas?
-Oye, ¿nos conocemos?
-“Teléfono apagado o fuera de cobertura”. Que suene o no como una operadora es opcional.

Las mías:

- Mira, mejor no.
- Eres una mujer interesante, aunque prefiero disfrutarte de pie.
- ¿Qué quiero? Un cola cao. Sólo un cola cao.
- A mí no me conquistan. Conquisto. Y no es el caso.
- No tendrás nada más que lo que has tenido ya.

¿Y las vuestras, queridos fantasmas?

Read more...

Algunas concesiones

>>  viernes, 23 de octubre de 2009




Algunas veces, una persona llega un poco más lejos que las demás.
Argos (el de los cien ojos) que guarda celoso las llaves de tus secretos, las olvida, algunas veces, cerca de esa persona en particular.

Las olvida?

Por lo que conozco a Argos, no creo en sus olvidos.
Creo, mas bien, que Argos sabe que es necesario que, a veces, alguien de un paso mas. La perfección de Argos, consiste en la paradoja de ser un tanto imperfecto.

Creo que esto ocurre cuando Argos duerme. Claro que, todos sabemos, Argos jamás duerme del todo.

Siempre otra boca. Siempre otro cuerpo.

Es posible que sea un flaco favor para el descubridor de tus secretos el sueño de Argos. Después de todo, es como dejarle oler un pastel que nunca se llevará a la boca.

Read more...

Compartir

>>  miércoles, 21 de octubre de 2009




- Un bocadillo. Sí, puedo compartir un bocadillo. De la forma tradicional, dejémonos de finuras. Mordisco tú, mordisco yo.
- Una lata de refresco. Pues igual. Sorbo tú, sorbo yo.
- Una sonrisa. Me encanta compartir sonrisas. Tú me sonríes. Yo te sonrío. Bonito.
- Una caricia. Tampoco es necesario que lleve a más. Con un compañero de trabajo. Con un amigo. Lo suficiente como para sentir su cercanía. Una mano apoyada en el brazo. El famoso golpecito en la espalda.
- Una broma. Tú la dices. Los dos nos reímos. Me gusta.
- El trabajo. Eso está bien. Tienes mucho trabajo y yo me ofrezco para echar una mano. Otro día te ofreces tú.


- No compartiré mi sueño. Vendrás a mi casa. Follarás conmigo. Te agotarás conmigo. Te quedarás adormilada el tiempo imprescindible para recuperarte. Me dirás, bueno, nos vemos otro día, ¿vale?. Y te irás.
Porque, tanto tú como yo sabemos que el sueño es un espacio privado. Donde nos pertenecen nuestros ruidos y nuestros silencios. Y, sobretodo, nuestro despertar. Nuestras ojeras y nuestras lagañas. Nuestro despeinado y nuestro mal humor. Nuestro café y nuestra ducha. Mis ritos. Tus ritos.

Read more...

Triángulos

>>  domingo, 18 de octubre de 2009



El agua del mar resbalaba de mí como una lágrima.
Libre, como yo soy. Desnuda, como me gusta ir vestida.
Salía del mar. Disfrutando. Lento.

En ese momento te vi. Te sentí antes de verte porque tu mirada de hombre me recorría entera. Como una foto de esas que roban el alma.

Te miré. Mi mirada curiosa y retadora. Mi mirada, provocación. Ironía.

La miré. Estaba a tu lado. También ella me miraba. Pero ella, me miraba a los ojos.

Su mirada, curiosidad y reto. Su mirada, provocación. Ironía.

Me tumbé en la arena. Ambas miradas, la tuya y la suya me siguieron.

Cerré los ojos atesorando la suya.

La tuya, quedó prendida de mis caderas.

Read more...

Protegerse

>>  sábado, 17 de octubre de 2009



Te mostraré mi sexo.
Te comeré con mi boca.
Te miraré a los ojos mientras provoco tu deseo.
Lameré tu cuello.
Entrelazaré mis manos con las tuyas, mientras mi ritmo y el tuyo se acompasan, mientras mi cuerpo y el tuyo se hacen uno.
Reconoceré tu olor. Tú reconocerás el mío. Mi habitación, como muchas veces ya, olerá a sexo, que es, sin duda, el olor que prefiero.

No. Ni una lágrima escapará de mí y tocará tu cuerpo desnudo. Ni un “te quiero” aflorará de mis labios y tocará tus desnudos oídos. Ni uno solo de mis miedos mostrará la verdad desnuda de mi yo vulnerable.

Porque tú, princesa, al igual que todas las demás princesas que pasaron por mi cama, me habrás gozado sin poseerme. Me habrás tomado sin conocerme. Me habrás tenido, ironías del destino, sin acercarte siquiera, a tenerme.

Read more...

El otro poder

>>  viernes, 16 de octubre de 2009



Yo pensaba que no había nada que me gustase más que el sexo. Eso era antes de conocer el otro poder.

- El producto no cumple los requisitos necesarios para implantar en cliente.
- Y eso quién lo dice?
- Yo.
- Y quién decide cuáles son los requisitos.
- Yo.
- Sabes que esto le va a costar muy caro a mi empresa, verdad?
- Podíais haber trabajado mejor. Me conocéis lo suficiente como para saber cuál iba a ser mi reacción si me entregábais ese producto.

Orgásmico, os lo aseguro.

Besos, queridos fantasmas.

Read more...

Una mala película

>>  martes, 13 de octubre de 2009



Le dijo adios.
Al oir su adios, miró sus pies, porque no sintió el suelo.
Los pies que estaban donde estaban los suyos, estaban llenos de polvo, como los suyos, y, como los suyos, se agarraban al suelo para no caer.
Sentía vértigo.
Quiso mirar hacia delante, porque, quizás, fuera el paso siguiente el que le hiciera caer. Quizás solo había presentido el abismo. El abismo, ahora estaba seguro, quedaba un minuto detrás de su adios.
Respiró sintiendo cómo el aire arañaba sus pulmones. Como, seguramente, respiraría un recién nacido su primer aire.
Había demasiada gente. ¿Porqué entonces no oía ruido?. De hecho, se paró a pensar: no oía nada. El último adiós había sonado como una explosión que perfora el tímpano, y no permite oir más allá. Nunca, más allá.
Se sorprendió de que el aire tuviera sabor. No, no es el aire, pensó. Es la sal de mis lágrimas lo que sabe. Por eso no veo.
Esto no es real. Es una escena desenfocada por mis lágrimas, de una mala película, en que la chica se va con otro, y yo me quedo, solo. Solo.

Read more...

Oferta de trabajo

>>  domingo, 11 de octubre de 2009



Llevo un par de días dándole vueltas. Creo que necesito a alguien que me eche una mano con esto del blog: correos recibidos, comentarios, foro, chat,…

Así que, he pensado que lo mejor es proceder a una pequeña selección de candidatas.

Requisitos que estimo imprescindibles:
- En primer lugar, que envíe foto. Preferiblemente, una de cara y otra en bikini. Excesivo? No creo… ya os puse una yo ;-)
- Residir en sevilla. Es que a mí me gustan las entrevistas personales, y, claro, de vez en cuando tendríamos que entrevistarnos.
- De 20 a 35 años. Una edad estupenda para afrontar la cantidad de trabajo con la que se va a encontrar.
- Agradable de carácter y físico. Sexy. Liberal. Su orientación sexual y situación civil me es indiferente.
- Cariñosa, dulce, tierna.

Vayamos ahora al pequeño detalle de qué tiene que saber hacer. No te preocupes, futura candidata, eso ya te lo explico yo.

Tema espinoso donde los haya: Salario. Tu salario será la proyección internacional. No sabéis el tirón que tiene el blog :-P

Si crees poder satisfacer las necesidades del puesto de trabajo, me mandas un mail y me lo cuentas (no olvides tu foto, corazón).



Nota: Lo siento, chicos. Creo que, para este puesto de trabajo, no dais el perfil adecuado. Qué le vamos a hacer…

Read more...

Mis pies y yo

>>  viernes, 9 de octubre de 2009




Si yo supiera dibujar, dibujaría mis dos pies.

Los dibujaría en la playa. Complacidos, satisfechos, besados por la arena y por el mar.

Los dibujaría sobre sus zapatos preferidos. Engalanados y coquetos. Seductores y seguros de sí mismos. Arrolladores.

Los dibujaría cansados. Torturados de caminar. Pisados o magullados. Supervivientes.

También dormidos. Inocentes, candorosos, ingenuos. Pies de bebé.

Acompañados. Gozando, retozando, acariciando y sintiéndose acariciados.

Brincando y jugando. Aventureros. Apostando y arriesgando. Ganando, y también perdiendo.

Como yo.

Read more...

Boca de pez

>>  martes, 6 de octubre de 2009



Te besaba.
Mientras te besaba lloraba. Lloraba por dentro. Como lloran los daños que duelen.

No es a ti a quien lloro, aunque sí contigo. Es mejor seguir llorando por dentro, no vaya a ser que creas que este, tu primer polvo conmigo, está siendo tan desastroso que me provoca el llanto.

No sé si me gusta cómo me muerdes los labios. No lo sé. Sé que no lo haces como lo hacía ella.
Ella me besaba suave todo el contorno. Con besos pequeños, como los de un pez. Luego me miraba. Se paraba y me miraba. Yo sonreía, porque sabía que esa mirada lamía mis labios de pez.
Tienes una boca muy bonita, decía.
Su dedo volvía a perfilarla, y a mí me hacía cosquillas.

No, deja, quiero dibujarte. Por si algún día… - decía.
Por si algún día, que?- respondía yo.
Por si algún día prefieres nadar en otros mares, mi boca de pez.

Read more...

La marea

>>  domingo, 4 de octubre de 2009



Las gotas de sudor corrían por mi cuerpo.

El sol agobiaba y, al acabar de abrir los ojos, me parecía que la arena se hiciera agua, el agua viento, y el brillo que me envolvía parecía latir en mis sienes, respirando, como con vida propia.

Me sacudí la arena del cuerpo y me prometí a mí misma no volver a dormirme bajo un sol abrasador, no dejarme engañar por un verano que ya no era verano, por un sueño que te atrapa como un súcubo, y te deja extenuada en lugar de descansarte, bebiéndose de tu cuerpo tus fluídos y tu aliento, mientras palpita en tus oídos, la marea.


Nota: Espero que la foto sea de vuestro gusto.

Read more...

Narcótico



Algunas veces, le tapo la boca con una mano a la vida, no vaya a tener la fatal idea de decirme unas cuantas verdades a la cara y me rompa la burbuja que he hecho yo misma, donde me escondo y me siento segura, con esa seguridad que es mentira. Siempre es mentira la seguridad.

Algunas de esas veces, busco una boca nueva que besar y un cuerpo nuevo que disfrutar, porque lo nuevo ocupa los sentidos, lo suficiente como para no oír, no ver, no sentir. Quizás, lo único que busque sea sentir. Sentir para no sentir.

Algunas veces, esos cuerpos me saben a otros, iguales pero distintos, y unos gemidos se unen a todos, como la canción de un perturbado.

Algunas veces, el placer de lo intrascendente me ocupa y me releva de la responsabilidad de la vida trascendente.

Read more...

Demasiado sexo?

>>  viernes, 2 de octubre de 2009



Algunas veces se me plantea una disyuntiva.

Quizás no sea algo trascendente, comparable a invitar a chocolate con churros a la gente que está todas las mañanas en la cola del paro o hacerle una pedorreta al director de mi oficina bancaria cuando me dice no se qué sobre el color de mi extracto bancario.

Pero, oye, para mí tiene su aquel.

Voy a describir la situación y así me echáis una mano (tened en cuenta que donde pone chica podría poner chico, que, para el caso, no cambia la naturaleza del problema):

Actores:

Tú: O sea yo. Porque tú te pones en mi lugar para eso de echarme una manita.

A1: Amante más o menos fija. Conocida y con cierta confianza. Ya sabemos ambas lo que hay. Con cierto grado de emocionalidad (o no, esto puede variar). El sexo con ella es bueno y satisfactorio.

A2: Posible nueva incorporación. Chica a la que apenas conoces o que conoces de cierto tiempo, pero que, por lo que sea, ha surgido o has hecho surgir la oportunidad de tener algo con ella. Exige más esfuerzo que la A1, ya que es necesario seducirla. También es más gratificante al ego: por aquello de la conquista conseguida. No se puede perder de vista que el primer polvo con alguien no es demasiado bueno. Como todo, va mejorando si le damos un poco de tiempo, confianza, y conocimiento mutuo.

A3: Esta es la espontánea. Estás en una fiesta, es casa de una amiga, en el cine… y de pronto salta la liebre. Que no está el tema para dejarlo pasar.

Problema:

-El principal problema es que tú (o sea yo) eres humana y tienes tus limitaciones físicas. Pueden combinarse como peor se os ocurran:
A1 lunes, A2 miércoles, A2 viernes.
A1 jueves, A2 viernes, A3 sábado, A1 domingo..

Dilema:

-Qué harías si ves que te fallan las fuerzas y que no vas a poder hacer lo que tienes que hacer ?

1. Emplazas a A2 para otra semana. Arriesgado. La primera cita sexual es delicada. Es posible que la semana siguiente ya no tengas opciones más que de ser su “amiga”.

2. Emplazar a A1 para otra semana. Arriesgado. Quizás se enfade y te pases un tiempo sin disfrutar de una relación que te resulta muy placentera.

3. Te tomas una caja de pharmaton, te compras un libro de sexo tántrico y te lo lees enterito.

4. Te haces la dormida con A1, que, por aquello de la confianza lo mismo te lo deja pasar y te reservas para la nueva incorporación (o incorporaciones)

5. Pues mira, de perdidos… Dejas la agenda como te la quiso arreglar el azar (o el maligno) y te tiras de cabeza. Oye, que de algo hay que morirse. Imprescindible: Dejar dictado a un buen amigo/amiga tu epitafio: se murió a gustito.

Nota: El tema A3 es, o lo pillas, o lo perdiste. No suele ser emplazable ni recuperable.

Read more...
Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP